Domingo, 14 de Abril 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Contextos de las desapariciones

Por: Rubén Martín

Contextos de las desapariciones

Contextos de las desapariciones

El fenómeno de la desaparición de personas es una práctica añeja que en México se originó como un repertorio de violencia del Estado hacia las personas consideradas enemigas o disidentes del régimen político. Esta práctica represiva fue adoptada, lamentablemente, como uno de los principales repertorios de violencia cometida ahora tanto por particulares (crimen organizado) como por fuerzas del propio Estado (desapariciones forzadas). 

Esta práctica ha venido aumentando sustancialmente en la pasada década, hasta constituir una crisis por desaparición de personas y uno de los principales fenómenos que explican la crisis de derechos humanos que se tiene en el país y en Jalisco. Hasta la fecha tampoco existe una explicación clara, creíble y sobre todo útil para que se pueda combatir eficazmente el crimen por desapariciones a pesar que desde la ley general y la estatal se obliga a tener un área especializada en análisis de contexto que explique el fenómeno de las desapariciones.

Ante este vacío, un grupo de 14 estudiantes de la Universidad de Guadalajara (UdeG) de las carreras de Sociología, Geografía, Trabajo Social, Historia y una estudiante de la Maestría en Estudios de Género de la Universidad Pedagógica Nacional, coordinados por el doctor David Coronado, han venido trabajando en un mapeo de dónde ocurren la desaparición de personas en Jalisco. 

El proyecto de investigación denominado “Georreferenciación de personas desaparecidas en Jalisco” partió de elaborar una base de datos de 1,900 casos buscados por los colectivos Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej), Entre el Cielo y la Tierra, Por Amor a Ell@s  y Luz de Esperanza. De la base de datos general se excluyeron 1,062 casos debido a que carecían de datos específicos de lugar o fecha de la desaparición.

Al final la base de datos se conforma de 838 casos cuyos datos han sido mapeados y georreferenciados. Con estos datos se está trabajando en un análisis de contexto a partir de las coincidencias, patrones y deducciones que se obtienen de la información analizada.

El mapeo de los datos refiere que hay diferencias entre las zonas con mayor plusvalía y en las que las personas tienen menor poder adquisitivo, ocurriendo más desapariciones entre este último grupo social. El cruce de datos se dedujo a partir de localizar las zonas de la ciudad con más albercas, que están al poniente de la ciudad, con las zonas donde se instalan más tianguis públicos en la zona metropolitana, es decir al oriente de Guadalajara. El mapeo de las desapariciones indica mayor incidencia en el oriente de la zona metropolitana. 

Otra evidencia que ofrece este análisis se deriva del cruce de los sistemas operativos de teléfonos celulares que arrojó que los usuarios de Android son los que reportan más desapariciones que quienes utilizan sistemas IOS. Otro mapa que georreferencia las desapariciones de esta base de datos relaciona las desapariciones con las vías de comunicación como carreteras federales, caminos secundarios y vías de tren. 

La base de datos utilizada por el doctor David Coronado y los estudiantes que trabajan en esta investigación contiene apenas 5 por ciento de los casos totales contenidos en el Registro Estatal de Personas Desaparecidas. 

Se puede suponer que contando con la base de datos de todos o de la mayoría de los casos, las agencias del Gobierno del Estado encargadas de combatir el delito y de buscar a los desaparecidos (Fiscalía Especializada y Comisión Estatal de Búsqueda) podrían llegar a elaborar un análisis de contexto mucho más amplio, profundo y completo que explique dónde, cómo y por qué ocurren las desapariciones y a partir de esta información esencial, elaborar estrategias, y planes efectivos de búsqueda en vida y en combatir a los sujetos (públicos o privados) que cometen este delito. Y dicho análisis de contexto debería de hacerse de conocimiento público para también elaborar políticas de cuidado y prevención para evitar la desaparición de personas.

Pero el tamaño de la crisis de desaparición de personas que se tiene en Jalisco hace suponer que el trabajo de análisis de contexto no lleva a cabo adecuadamente, por lo que el Gobierno queda a deber nuevamente a las familias que buscan a sus desaparecidos.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones