Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

¿Con tu familia o con la mía?

Por: Guillermo Dellamary

¿Con tu familia o con la mía?

¿Con tu familia o con la mía?

Un conflicto muy frecuente en nuestras parejas, es el no poder llegar a un acuerdo satisfactorio sobre con quién estar, con la de él, o con la de ella. Van a surgir problemas cuando se obliga, a la fuerza a ir a eventos, que de plano no se tienen las ganas ni la disposición de ir.

Hay familias que ya tienen la costumbre de los fines de semana ir a comer con los papás, y el otro está obligado a ir con los suegros,  aunque no quiera. Lo que a la larga provoca mucho malestar.

Aquí algunas recomendaciones:

a) Cuando formalisamos una relación, debemos de considerar que viene acompañad@ de su familia. Y que habrá muchos eventos y costumbres que se deberán cumplir, aunque no nos gusten. Acéptalo desde un inicio, porque va a durar por muchos años y no trates de impedirlo.

b) Procura no hacer comentarios negativos ni hacer críticas de ellos, de lo contrario causará serios conflictos y discusiones constantes.

c) No trates de influir ni de soñar que tu pareja deje de asistir y apreciar a su familia. No busques probar que su amor a tí es mayor que el que tiene a los suyos, porque vas a perder.

d) Respetar y dejar ser, es una manera muy clara de demostrar el amor y no tratar de imponer u obligar, a que el otro haga o rechace lo que le agrada.

e) No se te ocurra a empezar a mentir o a poner pretextos, para dejar de asistir a los eventos de tu familia política. Es una sutil manera de engañar, que irá causando estragos en la relación progresivamente.

f) Hay que asistir de buena gana y comportarse correctamente, aunque no te guste. Es una verdadera prueba de tu amor. Para tí, es tu familia política para tus hijos son los seres más queridos.

g) Si algún evento coincide en el mismo día, como las navidades,  no hay que discutirlo. Lo mejor es un año aquí, y el otro allá. Así de sencillo.

h) Es cierto que cuando son comidas o reuniones semanales, se debe de dar más libertad a la pareja de asistir o no, sin que existan sentimientos u ofensas por no querer ir siempre. Obligar o someter al otro, es un acto injusto y muestra de dominación.

Al pasar los años de la vida en pareja, las familias de origen cobran más presencia e importancia. No trates de romper ese lazo, primero se tiende a romper el de ustedes.

Temas

Lee También

Comentarios