Sábado, 13 de Agosto 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Con Beatriz en la pista, la alianza puede vencer a Morena

Por: Salvador Cosío Gaona

Con Beatriz en la pista, la alianza puede vencer a Morena

Con Beatriz en la pista, la alianza puede vencer a Morena

Hasta los más escépticos, tanto dentro como fuera de la Alianza ‘Va por México’, ya comienzan a ver con otra óptica la integración de esta coalición que conforme transcurren los días se enriquece, se fortalece, avanza, y va ganando adeptos y sumando mejores perfiles que levantan la mano para ser quienes abanderen la candidatura que dará la pelea por la presidencia a Morena en 2024. La más reciente en hacerlo ha sido la preeminente política Beatriz Paredes Rangel, quien sin temor a equivocarme, es no solo la mujer con las mejores credenciales de los partidos que conforman la alianza sino uno de los perfiles con las mayores cualidades para disputar y arrebatarle la silla presidencial a quien resulte ser abanderado de la Cuarta Transformación, por lo que no es extraño que en Palacio Nacional y en Bucareli se hayan puesto muy nerviosos tras el anuncio de Beatriz. 

Por el momento, podríamos hablar ya de una terna al interior de la alianza integrada por personajes que tienen el nivel de presidenciables; uno de ellos es, sin duda, Santiago Creel Miranda, una figura importante, sólida, un veterano, experimentado, sagaz, inteligente y colmilludo político que con el corazón por delante se destapó en Guadalajara en un evento masivo de bastante calidad organizado por la Agrupación Política Nacional “Confío en México” -que me honro en encabezar-, y lo dijo de frente sin titubear: “Quiero ser”. Pero también dijo: “Si alguien tiene mejor o mayor capital me sumaré porque lo que importa es México”. 

Y en ese mismo sentido e idéntico marco, se expresó otro muy interesante suspirante, Enrique de la Madrid Cordero, quien aunque inicialmente con cierto recato, cada día con mayor ánimo y disposición ha mostrado su interés. El hijo del expresidente Miguel de la Madrid podría tener posibilidades pero deberá fortalecer su discurso y propuestas con un lenguaje más directo para que lo empiecen a tomar en serio. 

La carta quizá más fuerte y que recién se destapó es Beatriz Paredes, una gran figura, un personaje señero, histórico, una mujer formada y no necesariamente en universidades rimbombantes del exterior, culta, con capacidades demostradas para el activismo, la política pública, el ejercicio del Gobierno, el parlamentarismo, así como la diplomacia, que ha sido Presidenta del PRI; Gobernadora de Tlaxcala; Dirigente de la CNC; Embajadora en Brasil y Cuba; diputada local y presidenta de la Gran Comisión del Congreso del Estado de Tlaxcala. En el Poder Legislativo Federal de México fue diputada federal en las legislaturas LI, LIII y LVIII y senadora en la LVII Legislatura. Ha presidido también el Congreso de la Unión, la Cámara de Diputados y el Senado de la República de México. Fue subsecretaria en la Secretaría de Gobernación en tres ocasiones. También fue subsecretaria en la Secretaría de la Reforma Agraria, entre muchas otras responsabilidades por las que ha recibido distinciones nacionales e internacionales. 

Para muchos priistas ella sería la candidata ideal, no obstante que algunos le critican el no haber logrado la votación necesaria en alguna ocasión para obtener el cargo de Jefa de Gobierno de la Ciudad de México. Sin embargo, goza de gran prestigio en el priismo además de tener una amistad sólida con gran cantidad de líderes panistas y perredistas y que también haría regresar al redil priista a muchos que se han ido a otros partidos por desilusión del manejo actual de la dirigencia del tricolor.

Conozco a Beatriz desde hace muchos años, ha sido mi amiga y jefa, la admiro y la respeto como política, como mujer, como servidora pública, como una persona convencida de su actitud progresista en un partido que en ocasiones ha dejado de serlo, pero que ella y muchos más lo mantienen dentro de una línea de democracia y de seguimiento y acompañamiento a causas sociales.

Hace algunos meses dialogué con ella y todavía no estaba definida en buscar la candidatura aunque siempre su postura era en razón de analizarlo. Finalmente ha levantado la mano y es una muy buena noticia, destacando que los tres integrantes de esta terna que he puesto sobre la mesa se han expresado en el sentido de apoyar a quien logre posicionarse con mayores posibilidades de vencer a quien sea candidato de Morena.

Enhorabuena para la alianza si se consolida la presencia en el muestreo interno de aspirantes sólidos como Beatriz, como Santiago Creel y Enrique de la Madrid, aunque sin olvidar que hay otros buenos perfiles como podría ser Maru Campos, Mauricio Vila, Juan Carlos Romero Hicks y otros, como pudieran ser el propio Claudio X. González o si se animara a participar Lorenzo Córdova por mencionar algunos.

Otros más se han apuntado pero sus negativos pesan sobre ellos; Ricardo Anaya con sus escándalos; Alejandro Murat, a quien acusan de haberse vendido para favorecer la llegada de Morena en su natal Oaxaca que era un bastión priista y que no tenía por qué haberlo perdido, y Alejandro Moreno, que trae un fuerte desgaste y presión. 

Se dice que es tiempo para una mujer, y ahí está Beatriz, quien sin duda alguna jalará simpatías no solamente de los partidos de la Alianza y también habrá que decirlo, no únicamente de los cuadros históricamente fuertes que la ven como una figura que sabe luchar, que sabe hacer política, y que ha mostrado su capacidad, sino también de muchas personas de diversas nuevas corrientes priistas y gente de otros partidos y ciudadanos sin militancia pero interesados en la política y preocupados por México.

Habemos muchísimos mexicanos que queremos un cambio, que esperamos ser representados dignamente, que somos oposición por no estar de acuerdo en lo que hace el presidente de la República con su gobierno en contra de México, y que no militamos en partidos activamente o que nunca lo han hecho, y que estamos trabajando desde la pluralidad, desde la sociedad civil, desde los liderazgos gremiales, territoriales, empresariales, académicos, culturales, desde los barrios, desde los enclaves más amplios en busca de quien lidere y quien sepa repartir responsabilidades y comprometerse para que al final de cuentas como decía el gran maestro Don Juan Gil Preciado “bolita para todos, para que todos tengamos forma de jugar y de participar por México”. 

Ojalá esta vez sí se logre llegar con una alianza fortalecida y un candidato que reúna las cualidades para vencer a Morena. 

opinión.salcosga@hotmail.com

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones