Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Noviembre 2019
Ideas |

Comala, crimen organizado y aguacates

Por: Diego Petersen

Comala, crimen organizado y aguacates

Comala, crimen organizado y aguacates

Sobre los campos del valle de Comala está cayendo la lluvia.

Una lluvia menuda, extraña en estos campos que solo saben de aguaceros

Juan Rulfo, Pedro Páramo

Los colimenses han sabido aprovechar muy bien el nombre de su maravilloso pueblo de Comala para presumir que ahí es el lugar donde Juan Rulfo situó su novela Pedro Páramo. A base de repetirlo han convencido de ello a muchos extranjeros y a más de un mexicano. Pero no, el verdadero Comala de Rulfo es nada menos que San Gabriel, un pequeño poblado jalisciense en la otra ladera del volcán de Colima atravesado por un río cuyo nombre, Salsipuedes, no podía ser más rulfiano y que este verano ha vivido la pesadilla de las inundaciones cortesía de la tala clandestina en los bosques cercanos.

En los Valles de Comala ya no crece el maíz y de los bosques de Apango ya no bajan, como en Pedro Páramo, los indígenas a vender yerbas con “sus rosarios de manzanilla, su romero, sus manojos de tomillo”. Hoy los valles y los bosques están sembrados de aguacate, el oro verde que ha despertado la economía de la región, pero también la codicia del crimen organizado.

De acuerdo con cálculos extraoficiales, dos de cada diez hectáreas aguacate en Jalisco son ilegales

De acuerdo con cálculos extraoficiales, dos de cada diez hectáreas aguacate en Jalisco son ilegales, producto de la tala clandestina y de pozos de agua irregulares. Eso explica en gran medida no solo las inundaciones que vimos hace tres meses y anteayer en San Gabriel, sino la presencia de troncos en el torrente del río. Pero el asunto no queda ahí. El asesinato de tres personas en plena Avenida Patria, en Zapopan, el pasado 21 de agosto, está vinculado a este nuevo negocio del crimen organizado. Gracias a una poco común eficiencia policiaca pudimos saber que dos de las personas muertas eran aguacateros de Michoacán y que las cinco personas detenidas vinculadas con el ataque eran miembros del Cártel Nueva Generación.

El aguacate es hoy tan o más rentable que la marihuana, pero sin el riesgo que implica la ilegalidad. Cultivar marihuana en la sierra puede dar al productor entre 110 mil y 200 mil pesos por hectárea, dependiendo de la calidad; el aguacate, entre 140 a 280 mil según la técnica y el número de plantas que se dispongan por hectárea. En 2013, Humberto Padgett documentó de manera muy precisa cómo el crimen organizado en Michoacán había volteado a ver a los aguacateros para extorsionarlos. Se hablaba en aquel entonces que el derecho de piso que cobraba la Familia Michoacana era de mil quinientos pesos por hectárea. Hoy el crimen organizado ha decidido no solo cobrar piso a los productores, sino ser parte del negocio, aunque para ello tenga que destruir los bosques, como los de Apango y transformar esos campos de Comala que, ya lo dijo Rulfo, solo saben de aguaceros.

(diego.petersen@informador.com.mx)
 

Temas

Lee También

Comentarios