Martes, 20 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Cienfuegos incendia la relación AMLO-Biden

Por: Jaime Barrera

Cienfuegos incendia la relación AMLO-Biden

Cienfuegos incendia la relación AMLO-Biden

Con el aval que dio el viernes pasado el Presidente Andrés Manuel López Obrador a la decisión de la Fiscalía General de la República (FGR) de exonerar al extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) Salvador Cienfuegos, y más aún con su acusación de que la DEA, la agencia antidrogas estadounidense le fabricó los delitos al militar mexicano, se pudiera comprometer o tensar la relación con el nuevo gobierno demócrata de los Estados Unidos que encabezará Joe Biden a partir de pasado mañana.

De hecho, el Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió un comunicado en el que se decía “profundamente decepcionado” por la decisión del Gobierno mexicano de cerrar la investigación contra el ex secretario de la Defensa. Pero no sólo eso. Otro portavoz del Departamento de Justicia dijo la noche del viernes que respaldaban “plenamente su investigación y sus cargos en este asunto” que los llevó a detener en octubre pasado a Cienfuegos en el aeropuerto de Los Ángeles, acusado de ser cómplice del cártel de los Beltrán Leyva.

Al Departamento de Justicia estadounidense nada bien le cayó tampoco el hecho de que, por instrucciones de López Obrador, la Secretaría de Relaciones Exteriores haya publicado el documento de 751 páginas que le dio el gobierno de Estados Unidos al mexicano con las pruebas recabadas contra Cienfuegos, incluidos registros de supuestas comunicaciones vía Blackberry que habría tenido el general con los capos, y que el gobierno de la 4T desestimó.

“Publicar tal información viola el Tratado de Asistencia Legal Mutua entre México y Estados Unidos, y cuestiona si Estados Unidos puede continuar compartiendo información para apoyar las propias investigaciones criminales de México”, señaló el vocero del Departamento de Justicia.

Eso, sin contar la rabia de los agentes de la DEA, que trascendió, estaban sumamente molestos porque se cumplió su pronóstico de que el gobierno mexicano “protegería” al general Cienfuegos, cuando en noviembre el gobierno del presidente saliente Donald Trump decidió entregarlo a nuestro país para que aquí siguiera la investigación, en el sentido de que no podían entender que luego de haber detenido al funcionario mexicano de más alto nivel tras una larga investigación que acreditaba su vinculación con el narcotráfico, como nunca había sucedido, lo entregaran de un día para otro al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, donde nunca lo procesarían.

Cuando llegó Cienfuegos a México, planteé aquí que a AMLO se le abría la grave disyuntiva de cumplir su palabra de que la FGR llegará hasta las últimas consecuencias en la investigación; o transitar el ya muy andado camino de la simulación y la impunidad para no tensar nuevamente sus relaciones con el Ejército, institución con la que co-gobierna el País.

Parece que el Presidente optó por este último camino, lo que le ganó que muchos le recordaran en redes el culiacanazo de octubre de 2019, cuando ordenó liberar a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, y el saludo a su madre también en tierras sinaloenses. Mala señal.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También