Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Autoritarismo y control

Por: Guillermo Dellamary

Autoritarismo y control

Autoritarismo y control

“Se hace lo que digo y punto” no puedes ni debes cuestionar la autoridad de los que sienten que todo el poder recae en ellos. Sea la esposa o el esposo,  las cosas se van a hacer como ellos dicen. Y cuidadito y no se les haga caso, porque así les va.

Es muy fácil convertirse en una persona autoritaria y déspota con los seres queridos,  pues el hecho de ser el padre o la madre, les ha hecho creer que tienen toda la autoridad sobre el otro, y desde luego sobre los hijos.

El problema es que el autoritario, por ser egoísta, piensa que sus razones y argumentos son los correctos y los demás se tienen que someter a ellos.

Así que la esposa se tiene que doblegar, sin cuestionar ni desafiar el mando del esposo.  Y el marido, para asegurar su autoridad,  tiene el control de la esposa por medio del miedo. Y claro, que muchas veces desde la elección de pareja, se elije a una mujer propensa  a ser miedosa e insegura. Para de esta manera asegurar su autoritarismo.

En el fondo muchos matrimonios funcionan así. Él es dominante y ella sumisa o viceversa. Y hasta eso se llevan bastante bien,  he escuchado a muchas mujeres justificar el autoritarismo de su marido, porque prefieren vivir así que con el miedo a la soledad o al desamparo económico, que suele ser la amenaza más común que siente una mujer que no es autónoma económicamente.

Vivir del miedo al marido dominante y controlador, es menos grave que vivir con la soledad, el fracaso y las dificultades económicas. Por eso prefieren aguantarlo. Además hay muchos momentos bellos y ciertas ventajas que compensan la pesada carga de una pareja autoritaria.

Además muchas mujeres inteligentes acaban por aprender a llevarse la fiesta en paz con su marido mandón.  Y hasta acaban teniendo los recursos emocionales para también ellas dominar en algo a su esposo.

Las que no son tan afortunadas,  si acaban viviendo un infierno del cual nunca encuentran la puerta de salida. Y ciertamente sufren mucho. Lloran y lloran en la triste soledad, sin sentirse comprendidas y acompañadas.

Hombres controladores y autoritarios, buscan mujeres sumisas y dejadas. Así de sencillo.

Temas

Lee También

Comentarios