Sábado, 23 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Andrés provoca escarnio a su mujer

Por: Salvador Cosío Gaona

Andrés provoca escarnio a su mujer

Andrés provoca escarnio a su mujer

En algún momento pensé llamar estae artículo “La Zopilota”, pero habría incurrido en el mismo despropósito en que cayó el presidente de la República la mañana de ayer, cuando -todavía no entiendo en qué estaba pensando-, en plena conferencia Mañanera se dispuso a leer un tuit de un usuario de redes sociales, a través del cual se ofendía soezmente a una dama y a un hombre, a los cuales el tuitero nunca llamó por su nombre, pero Andrés Manuel atribuyó que la susodicha a la que se refirió como “La Zopilota” era su esposa Beatriz, y el “pendejo loco imbécil”, era él.

Durante su charla con medios de comunicación, AMLO leyó de manera íntegra el mensaje que pidió fuera proyectado en pantalla:

 “Comiencen con la puta pseudoescritora, pseudoinvestigadora, ¿no saben quién es? La zopilota, esa idiota que no sabe ni escribir una frase sin faltas de ortografía, ella no tiene ningún fuero y gracias al pendejo, loco, imbécil, ese al que hoy limpian los zapatos ustedes y Gertz’”, señaló el mandatario al mostrar el texto del tuitero Aldo Aldrete, -de quien falsamente se dijo estaba en la lista de los 31 académicos por los que la Fiscalía General de la República ha solicitado ya en dos ocasiones -sin éxito- se les gire orden de aprehensión por presuntos actos ilícitos al amparo del Conacyt.

“Ofende a Beatriz y me ofende a mí, ¿qué tenemos que ver nosotros? Es producto de todo un proceso de deformaciones que se fueron creando durante el periodo neoliberal, cuando hablo de que fue peor esto que el porfiriato, puedo probarlo”, comentó el titular del Ejecutivo.

En el perfil de la cuenta de Twitter que mostró López Obrador se menciona que Aldrete es “científico”, experto en seguridad, bioterrorismo y miembro del “comité científico de la ONU”, aunque el organismo no ha respondido si cuenta con dicho nombre en registros, y tampoco aparece en el Sistema Nacional de Investigadores (SIN).

Pero independientemente de a quién corresponda el perfil, que bien puede ser falso, lo inconcebible es que el presidente de la nación, en televisión nacional, replique con todas sus letras un mensaje extremadamente ofensivo y además se lo adjudique a su esposa y a él.

No existe absolutamente nada que justifique el proceder del presidente. ¿Cuál era la intención o el beneficio de leerlo? ¿Realmente no tiene a nadie cerca que lo alerte o advierta de los riesgos y despropósitos de sus acciones? ¿Cómo es posible que su odio y afán de venganza lo conduzcan a cometer tan graves errores?

¿En dónde queda el respeto a su mujer si repite las ofensas que le hace un desconocido? ¿Y dónde deja la Investidura presidencial al dar voz a un personaje que quizá ni siquiera existe?

Nunca fui fan de Enrique Peña Nieto, y en infinidad de ocasiones le reproché su forma de llevar el Gobierno y toda la opacidad, corrupción y desatinos en que incurrió durante su sexenio. Pero jamás se le vio faltar voluntariamente a la investidura presidencial, y mucho menos podría imaginarlo leyendo un tuit en el que le dijeran “puta” a su mujer; y vaya que tanto la señora Angélica Rivera como sus hijas fueron reiterada y severamente atacadas en redes sociales.  

“Quien injuria soezmente a una mujer es una porquería humana, y el que difunde otra vez el agravio la vuelve a injuriar y es lo mismo”, escribió en Twitter el político Diego Fernández de Cevallos. Poco que agregar.
 

Temas

Lee También