Lunes, 10 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Ancira impune y la justicia selectiva de la 4T

Por: Jaime Barrera

Ancira impune y la justicia selectiva de la 4T

Ancira impune y la justicia selectiva de la 4T

El México que ya cambió, en el que la nueva clase gobernante ya no es como la de antes y donde la corrupción ya se terminó por decreto, volvió a quedar en entredicho con la liberación, el lunes pasado, de Alonso Ancira Elizondo, dueño de Altos Hornos de México S.A. (AHMSA) del Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Ahí estaba preso tras ser extraditado en febrero pasado de España, donde fue detenido por petición del gobierno de la autollamada cuarta transformación (4T), acusado de haber vendido a Petróleos Mexicanos (Pemex) la planta de Agro Nitrogenados, una empresa privatizada en 1990 y que el empresario vendió a la petrolera que dirigía Emilio Lozoya en 475 millones de dólares, pese a estar años sin funcionar y prácticamente cerrada. Un fraude o dádiva oficial que, por donde se le vea, fue un acto constitutivo de delito.

Por eso quedará para el anecdotario político de las impunidades de este país la postal del magnate al salir sonriendo cínicamente del reclusorio a bordo de una lujosa camioneta Mercedes Benz, vistiendo traje y puro en mano, en franca celebración de sumarse a la lista de beneficiados por la justicia selectiva de la 4T, que recibió al igual que Lozoya, con quien compartió las ganancias ilícitas del trueque chueco de la fábrica de fertilizantes.

Incluso habrá que decir que la benevolencia de López Obrador y del fiscal Alejandro Gertz Manero para Ancira  fue mayor que para el ex director de Pemex, quien pese a no haber pisado la cárcel sólo goza de prisión domiciliaria, mientras que el dueño de AHMSA será libre de ir a donde le plazca, ya que el Pemex de la 4T aceptó que el empresario pagara 216 millones 664 mil dólares en tres pagos anuales a partir del 30 de noviembre de este año para reparar el daño, dejando en garantía 50 de sus propiedades. Ni esa cantidad, ni esos bienes inmuebles, cubren siquiera las pérdidas que provocó esa transacción maloliente a Pemex, que se calcula en unos 500 millones de dólares.

Este discrecional proceso judicial lanza señales preocupantes de cómo en el gobierno de la 4T hay justicia y gracia para los amigos y justicia a secas para los adversarios. Justicia blanda y en abonos para Ancira pese a haber aumentado ilegalmente su enorme fortuna gracias a la corruptela de Agro Nitrogenados del gobierno peñista que, con dinero, perdona el gobierno amlista.   

Así, la principal bandera de AMLO, como es el combate a la corrupción, se sigue deshilachando por el muy evidente uso faccioso de la Fiscalía General de la República (FGR), que en teoría debería ser independiente, pero que ha actuado al ritmo que el Ejecutivo le marca y que tiene como botón de muestra el contrastante trato a Rosario Robles, a la que se encarcela con todo rigor por revanchas políticas pasadas, y la permisividad que raya en la impunidad con la que se ha tratado a Emilio Lozoya, por el caso Odebrecht y ahora a Ancira por el caso Agro Nitrogenados.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También