Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 23 de Septiembre 2018
Ideas |

Anatomía de la Niña Bien

Por: Raymundo Riva Palacio

Anatomía de la Niña Bien

Anatomía de la Niña Bien

El domingo pasado Juan Manuel Jarquín, que vive en Tecámac, un municipio mexiquense, subió un video a YouTube que le gustó y que jamás pensó que se haría viral, menos aún, dijo, que perjudicara a Morena, del cual se dice simpatizante. El video, un reggaeton titulado “La Niña Bien”, tuvo en menos de 24 horas 250 mil descargas y se convirtió en un fenómeno de las redes sociales. “La Niña Bien” se identificó como “Almudena Ortiz Monasterio”, una joven que sacudió a la clase política porque en su pegajosa melodía de 163 segundos con su ajustado vestido bailando en una iglesia, donde decía que votaría por Andrés Manuel López Obrador, desató teorías conspiracionistas.

El cuarto de guerra del candidato oficialista José Antonio Meade, sufrió descargas eléctricas por los nervios ante las insinuaciones que habían sido elaborado por sus estrategas para desacreditar a López Obrador, mientras Morena y Encuentro Social se deslindaron de la manufactura del video. El diputado panista, Jorge Triana, fue más allá. En su cuenta de Twitter afirmó que el video no se había producido en Guadalajara, como originalmente se difundió, sino en la Ciudad de México. “Almudena” no existía, dijo, sino era realmente Paulina Laborie, cuyas cuentas en Facebook y en Instagram habían sido cerradas.

Las primeras informaciones sobre “La Niña Bien” surgieron desde la noche del domingo, cuando la prensa reportó que el video lo había hecho “Almudena”, como un trabajo para la materia de Problemas Contemporáneos de la licenciatura en Psicología del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Sin embargo, el presidente de los alumnos de la institución jesuita, Óscar Augusto González, en una serie de interesantes tweets el lunes desde su cuenta @_OscarAugusto, afirmó que esa materia no existía en la oferta académica de la escuela. Efectivamente, una revisión simple de las materias en la carrera, permitieron comprobar que no está en la currícula.

González aportó más datos. Ni “Almudena” ni Paulina Laborie están matriculadas en el ITESO, que también se deslindó. Pero el nombre de Paulina Laborie, agregó, aparece en un video promocionando un nuevo gimnasio ubicado en la Ciudad de México. “La descripción de su IG concuerda con el perfil de chica fitness, por lo que se puede suponer que es la misma que aparece en el video de Central Workout”, escribió González. No está claro que así sea, pero una joven que se asemeja a la protagonista del video aparece en varias revistas del corazón en eventos sociales en la Ciudad de México.

Las huellas de “Almudena” despiertan la imaginación. Su cuenta de Twitter (@almudenaorm) nació en marzo pasado y escribió como su ubicación Zapopan, Jalisco. Su avatar es una foto que parece ser Paulina Laborie, y en sus 23 seguidores —que incluyen a Eugenio Derbez—, no hay ningún político. Sus cuentas en Twitter y Facebook (Facebook.com/Almudena-Ortiz-Monasterio) fueron creadas el 14 de marzo pasado, y el primer tweet que envió fue el 18 de marzo a las 22.15: “Hola!! Aagh ya vi que filtraron mi video (seguro fue el teto que lo editó) pero no importa, aquí lo pueden ver completo! Besos haters”.

González, el presidente de los alumnos del ITESO, aportó una mayor introspección al caso. “La virgen de Almudena es la patrona de la ciudad de Madrid, algo así como la Virgen de Guadalupe, por lo que podemos suponer que el video es una mofa a las familias católicas de Guadalajara”, escribió. “Almudena es un personaje ficticio que se mofa de una sociedad conservadora, retratando en él una ideología política y comportamientos con el que seguramente más de un tapatío que vio el video identificó claramente… El video fue hecho por algún equipo profesional que conoce las características de la sociedad tapatía, utilizando en pantalla verde lugares tradicionales como la Iglesia de Colinas de San Javier, Los Arcos de Guadalajara, algún antro de real acueducto y un jardín del ITESO.

“… Por lo pronto y de manera general estamos ante un video que ha sido más exitoso que los spots tradicionales por su contenido y viralización… No tiene las características de un video de guerra sucia contra el partido de AMLO o sus candidatos por lo que se pueda descartar eso ya que en ningún momento se habla mal del candidato… Podemos ver el video como una parodia de un sector de la sociedad tapatía en época electoral con los distintos elementos: universidad privada; chica con poder socioeconómico alto; familia tradicional y conservadora; preferencia electoral marcada; iglesia católica”.

Este video, que no oculta sus huellas capitalinas —como la numeración del automóvil que se utilizó—, se convirtió en el spot involuntario más importante de la campaña presidencial y, como señaló González, se posicionó en la agenda. Los equipos de campaña no se ponían de acuerdo sobre su origen, y varios expertos en análisis forense estaban tratando de encontrar su origen. Los expertos descartaron una autoría del PRI, el PAN o Morena. Incluso, uno de los estrategas que trabaja para López Obrador, sugirió que “La Niña Bien” podría ser resultado de una “rebelión millennial” que le quiso cobrar una factura al PRI y al PAN. Por lo pronto, nadie sabe su origen. Pero, ¿sería descabellado pensar que en efecto, fue un producto de jóvenes hastiados con lo que están viendo en la política? No descartemos en absoluto la hipótesis. El video no lastima a los candidatos ni a la política. Si acaso a las buenas costumbres católicas. Lo que sí provoca es que reflexionemos sobre lo que está gritando esta sociedad mexicana.

Temas

Lee También

Comentarios