Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Septiembre 2019
Ideas |

Africanos en Tapachula

Por: Rubén Martín

Africanos en Tapachula

Africanos en Tapachula

Imagine por un momento que usted pasa esta situación: su país está en crisis por motivos coloniales, división étnica, expolición de recursos, porque su tierra ya no produce debido a la sequía, o porque el régimen reprime a quienes disienten. Ya no puede vivir en su tierra y toma la riesgosa decisión de migrar con su familia para buscar otra nación donde procurarse una vida sin peligro. Vende todas sus pertenencias y empieza una travesía en la que cruza un océano, llega a América y camina miles de kilómetros para tratar de llegar a Estados Unidos o Canadá a pedir refugio político.

Pero entonces llega a México y las autoridades le encierran en una estación y le condenan a vivir en la indefensión en el centro migratorio en Tapachula, Chiapas. Esta es la odisea que están viviendo más de tres mil migrantes africanos que tienen semanas en una situación que ellos mismos califican de infrahumana.

Los miles de africanos varados ilegalmente en Tapachula (porque les han negado permisos de residencia temporal o el pase para cruzar el país) llevaron a cabo una asamblea el martes 3 de septiembre y el pronunciamiento que dieron a conocer al final es un grito de solicitud de ayuda humanitaria y a la vez una denuncia de su situación en México, así como de la corresponsabilidad que tienen las potencias Occidentales en las condiciones que los han obligado a migrar.

La Asamblea de Migrantes Africanos y Africanas en Tapachula “representamos a un colectivo de alrededor de 3,000 personas, niñas, niños, hombres, mujeres y familias de diversos países: Angola, Burkina Faso, Camerún, Eritrea, Etiopía, Ghana, Guinea Conakry, Liberia, Mali, Mauritania, República Centroafricana, República Democrática de Congo, República de Congo, Senegal, Sierra Leona y Togo”.

“Sobrevivir” es la razón de su migración: “Todas y todos hemos tenido que huir y abandonar nuestros países de origen como única vía posible para sobrevivir. Somos, por lo tanto, personas desplazadas forzadamente y con necesidades de protección internacional”. En su manifiesto hacen un recuento de los engaños y la represión con la que han sido tratados por las autoridades migratorias, la Guardia Nacional y la Policía municipal.

La oleada de migrantes africanos por México se suma a la migración reciente de haitianos y la tradicional de los Centroamericanos que no hace sino confirmar que México (y el mundo) atraviesa una crisis migrante sin precedente. No va a parar; al contrario, se va a intensificar.

La situación de esta diáspora migrante, de por sí difícil y peligrosa, se ha agravado tras los acuerdos que el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó con el gobierno de Estados Unidos en junio pasado, tras las amenazas arancelarias lanzadas por Donald Trump, dijo Wilner Metelus, presidente del Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos esta semana en Radio UdeG.

Si bien el trato de México hacia los migrantes no era óptimo en el pasado reciente, ahora claramente se ha endurecido y criminalizado, al grado de provocar esta situación de alerta humanitaria para los africanos retenidos indefinidamente en la estación migratoria de Tapachula.

La represión y el trato inhumano debe cesar en Tapachula y los migrantes africanos o de otras nacionalidades deben tener el derecho de transitar por el país. Las potencias occidentales deben hacerse cargo de su responsabilidad en las condiciones que propician la migración tanto en África como América Latina. En estas condiciones críticas, debe redoblarse la solidaridad con los migrantes africanos y de todas las nacionalidades. 

Temas

Lee También

Comentarios