Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Noviembre 2017

Ideas

Ideas |

Aero ratas ¿de México?

Aero ratas ¿de México?

Aero ratas ¿de México?

No puedo menos que recordar con nostalgia aquellos tiempos en que Aeronaves de México, luego llamada Aeroméxico, se podía anunciar como la compañía aérea “más puntual del mundo”. Tal vez era una exageración mercadotécnica, pero lo cierto es que lo habitual era que los aviones salieran y llegaran a tiempo. 

También prevalecía un sentido de honradez que abarcaba el respeto a los derechos del pasajero. ¡Qué diferencia con lo que ocurrió después! El primer deterioro se produjo al sobrevenir su privatización.

Entendida primeramente como un servicio público la situación cambió sensiblemente cuando pasó a ser una empresa antes que nada perseguidora de utilidades. 

Pero el paso siguiente nos llevó al desastre: la extranjerización. La inicial tendencia de que se hizo gala fue la de ir suprimiendo personal. La pretensión es reducirlo a la mínima expresión. Así la mayor parte de las utilidades saldrá impoluta hacia las arcas forasteras. Pero se dice que la voracidad humana no tiene límites sino se los impone la autoridad, de manera que densificaron a más no poder los vuelos y todo tipo de triquiñuelas para cobrar más caro o percibir “extras” por cualquier cosa. 

Finalmente sobrevienen las instrucciones para lograr que los aviones vayan siempre hasta el tope, so pena de dejar en tierra a los últimos en llegar o a quienes les parecen más indefensos cuando se ha cometido el fraude —que en otros terrenos es un delito evidente— que consiste en vender lo que no se tiene: es decir más lugares que los disponibles. 

Este parece ser el pan nuestro de cada día en que, por alguna razón, la demanda resulte mayor a lo habitual… 

No son pocos los casos en que, con cualquier mentira, lo mandan a uno en un vuelo ulterior, sin importar la urgencia que se pueda tener.

Por otro lado, cabe dejar constancia de que los retrasos son lo habitual. Personalmente pasa de veinte la lista continuada de vuelos que, a lo largo de un año, me han tocado con mucho o poco retraso. Y eso que viajo poco… Pero lo cierto es que hace más de doce meses que no sé lo que es llegar a tiempo… He coincidido un par de veces con un pasajero frecuente que, en lo que va del 2017 ha sumado ya casi cuarenta vuelos retrasados al hilo y, por supuesto, también suspira por llegar algún día a la hora convenida.

Aquí también prevalece la mentira. La culpa siempre es de otros y, por supuesto, si usted no es cumplido con su abordaje la sanción es mayúscula, pero si la culpa es de la empresa sus recursos para hacerse ojo de hormiga son infinitos. 

A eso, tienen todavía la desvergüenza de llamarle Aero méxico. De perdida que tengan el valor civil de llamarle Aero delta o algo más atingente, como Aerolíneas de Alí Babá. 

Temas

Lee También

Comentarios