Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019
Ideas |

AMLO, los salarios y el muérdago

Por: Diego Petersen

AMLO, los salarios y el muérdago

AMLO, los salarios y el muérdago

El muérdago es una planta parásita que ataca los árboles. Es una plaga que en principio parece inofensiva y cuando florea hasta hace vistosos a algunos árboles poco agraciados. Hoy sabemos que el muérdago es el peor enemigo de los árboles: en Guadalajara uno de cada cuatro está infectado y si no tomamos medidas los árboles morirán. Pero no solo eso, si no lo combatimos el resto terminará siendo infectado. Es una amenaza real. La única solución es la poda radical. No hay otra salida. Pero los vecinos se oponen a este tipo de podas, les parece demasiado agresiva y se piensa que siempre hay una salida distinta, una que sea menos radical y pelean la sobrevivencia de cada rama.

Lo mismo sucede con los sueldos del sector público. Los sueldazos son una plaga que invadió los aparatos de gobiernos y que cuando menos pensamos terminaron secando a las instituciones. Lo que propuso López Obrador fue una poda radical y eso implica llevarse entre las patas ramas que están sanas o al menos parecen sanas; ramas que aún no han sido infectadas y que con toda justicia pelean por su sobrevivencia.

Los sueldazos son una plaga que invadió los aparatos de gobiernos y que cuando menos pensamos terminaron secando a las instituciones

¿Cuántos funcionarios públicos ganan más de 104 mil pesos al mes? Son muchísimos, y buena parte de ellos, me atrevo a decirlo, los ganan con absoluto merecimiento. Pienso en funcionarios de los órganos técnicos, en investigadores de las universidades, en algunos jueces y magistrados, en médicos de instituciones de salud, en expertos de Hacienda o del Banco de México, por citar solo a algunos. Es absolutamente injusto que ellos pierdan sus percepciones por una decisión unilateral, pero el árbol está infectado y, hoy por hoy, la única solución es una poda radical para que el árbol vuelva a crecer sano.

No comparto la visión de buenos (los que están conmigo) y malos (todos los demás) en la que el Presidente suele dividir al país, pero me queda claro que la única forma de darle la viabilidad a un Gobierno obeso y torpe, infestado de una plaga llamada burocracia dorada, es con acciones radicales.

Pero, así como celebro la acción radical del Presidente, celebro también la resistencia, pues de este choque de criterios, estoy seguro, saldrá sin duda algo mejor de lo que teníamos y mejor también que la propuesta original. El conflicto en política tiene una función reguladora, y es un caso revelador. Amparos más o amparos menos López Obrador ganó esta batalla: hoy todos los organismos, de todos los órdenes de gobiernos, están metidos en esta discusión. Y eso, con todo respeto, no lo había logrado nadie.

(diego.petersen@informador.com.mx)
 

Temas

Lee También

Comentarios