Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Diciembre 2017

Ideas

Ideas |

* ¿Y después…?

* ¿Y después…?

* ¿Y después…?

Ahora sí, concluido el asunto de la eliminatoria —más bien que mal, dígase en contra todo lo que se quiera—, “a otra cosa, colorida y volátil mariposa…”.

*

El tema se viene manejando desde hace meses; desde que los resultados alimentaron la esperanza de que México clasificara al Mundial de Rusia sin pasar por los tropiezos y penurias de varios de los procesos precedentes: “Se va a calificar, ciertamente —se decía—… ¿Y después…?”

En parte porque el desempeño del Tri, a decir de los “expertos”, no estaba en plena consonancia con los resultados positivos que se fueron hilvanando, y en parte porque en aventuras colaterales como la Copa Confederaciones y la Copa Oro se sufrieron descalabros bastante dolorosos, se sembraron, germinaron y crecieron las dudas acerca de las perspectivas de que México cumpla una actuación relevante en el Mundial para el que ya tiene el boleto en la bolsa.

Se sospecha que si la suerte le depara un grupo propicio, si no lo manda a alguno de los llamados “grupos de la muerte” en calidad de carne para los leones, México podría avanzar a la segunda ronda… pero difícilmente hacer realidad el sueño del quinto partido.

*

Aunque se vale soñar —que, al fin, no cuesta nada—, la sabiduría aconseja al hombre tomar conciencia de sus alcances… y de sus limitaciones. Entender, en el caso, que si México cerró la eliminatoria como líder de la zona, al reconciliarse con su antigua jerarquía, dejó constancia de su nivel de competencia. En el Mundial, llegar al quinto partido significaría llegar a su nivel histórico de incompetencia: la fase de Cuartos de Final, en la que ya sólo hay ocho sobrevivientes.

Si México, desde que se modernizaron los sistemas para elaborar las clasificaciones mensuales, de ordinario se ubica alrededor del vigésimo escaño (actualmente ocupa el 14°, merced, entre otras cosas, a su sobresaliente desempeño en la eliminatoria), pretender que en el Mundial se ubique entre los ocho primeros, implica la exigencia de que esté al nivel o por encima —utilizando el mismo parámetro— de Alemania, Brasil, Portugal, Argentina, Bélgica, Polonia, Francia, Colombia y España, que lo preceden en el ranking y ya están clasificados, o de Suiza, Italia y Croacia, que irán al repechaje, o de Chile y Holanda, que ya quedaron eliminados.

*

Colofón: pedir milagros es poner la esperanza por encima de la experiencia.

Temas

Lee También

Comentarios