Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018
Ideas |

* ¿Obligados...?

Por: Jaime García Elías

* ¿Obligados...?

* ¿Obligados...?

Prácticamente muertas, a raíz de la derrota ante el Veracruz, y sepultadas, a consecuencia de la del viernes ante Tijuana, las esperanzas del Guadalajara de colarse a la “Liguilla” aunque sea a semejanza de “El Apóstol 13” del cuento (*), se planteaba por ahí que los rayados tenían, en consecuencia, “la obligación” de despachar al Toronto F. C., y conquistar, al final del cuento, el título de la Concachampions y el consiguiente boleto para el Mundial de Clubes.

De hecho, ya hay quien anticipa que, de hacer efectivo ese buen deseo, el “Rebaño Sagrado” estaría siendo el clásico “Candil de la calle… y oscuridad de su casa”. Dirigentes, jugadores y simpatizantes del Guadalajara, en cambio, verán en esa conquista la perspectiva de extender al ámbito internacional el prestigio que hasta ahora se circunscribe al local.

*

Ahora bien: una cosa es que el “chiverío” en pleno esté apostando por el título de la Conachampions y que su técnico, Matías Almeyda, se inclinara, con hechos, por esa opción, al encomendar a su equipo “B” los dos más recientes compromisos de la competencia doméstica (y falta que haga lo mismo en el “Clásico” en puerta ante el Atlas)… y otra muy diferente que esté obligado a conseguirlo.

Por principio de cuentas, una premisa del futbol es respetar al adversario. Estimar que existe la obligación de vencerlo, es menospreciarlo… Por otra parte, en el deporte hay un margen considerable para aspectos que genéricamente se catalogan como “imponderables”: yerros o genialidades imprevisibles, tanto de los propios jugadores como del árbitro, que eventualmente se reflejan en el marcador; la incidencia de factores climatológicos (el frío, el calor, la lluvia, la altura…) en el rendimiento de los jugadores.

La conclusión es obvia, especialmente si se toma en cuenta que el Toronto ya dejó fuera de combate en este mismo certamen a otros dos equipos mexicanos (“Tigres” y América): la obligación de hacer el mejor esfuerzo en aras de alcanzar un resultado, es exigible. La de lograrlo, de ninguna manera.

*

(*).- El cuento de “El Apóstol 13”, por si alguien lo desconoce:

Un pintor al que se encomendó un cuadro de La Última Cena, incluyó en el mismo a trece apóstoles. Cuando se le hizo la observación, la resolvió colocando un rótulo junto al intruso: “Yo no soy apóstol ni soy nada; no más vine a cenar, y me voy… a la Calzada”.

Temas

Lee También

Comentarios