Lunes, 20 de Enero 2020
Ideas |

* Nueva “era”

Por: Jaime García Elías

* Nueva “era”

* Nueva “era”

Paréntesis obligado. Un ojo al gato y otro al garabato, como luego dicen…

Ni Necaxa ni Morelia, clasificados como clasemedieros del futbol mexicano, dieron las campanadas que esperaban los “contreras” que morbosamente alimentaban el deseo de que América y Monterrey -los finalistas al final del cuento- experimentaran en carne propia aquello de que “Los ricos también lloran”.

Puesto que los partidos decisivos del Torneo de Apertura se jugarán, tras un receso de dos semanas, en plenas fiestas de fin de año, el ojo al gato está atento al creciente desfile de nombres que ya se barajan, en el ánimo de hacer efectiva la metamorfosis planeada por los dirigentes del Guadalajara, conscientes de que sólo cambios radicales pueden dar resultados diferentes a los mediocres de los cinco torneos más recientes.

Unos consumados, otros en vías de hacerlo, serían ocho en total: José Madueña, Cristian Calderón, Juan José “Gallito” Vázquez, Uriel Antuna, Luis Angulo, José Juan Macías, Víctor Guzmán y Erick Aguirre.

*

El ojo al garabato estará en la participación del Monterrey en un Mundial de Clubes que hasta ahora ha tenido once campeones europeos (siete españoles, dos italianos, un alemán y un inglés) y cuatro sudamericanos (todos brasileños), y en que los equipos mexicanos han sido invariablemente simple relleno del pastel, con tres terceros lugares, cinco cuartos, cuatro quintos y un sexto.

Para el Monterrey será la cuarta participación en el torneo, por tres de Pachuca y América, y uno de Guadalajara, Cruz Azul, Atlante y Necaxa.

*

Todos ellos se han limitado a ser inevitables participantes geográficos, por su hegemonía histórica en el tercermundista bloque de la Concacaf, y gracias. Casi todos han emprendido el viaje hasta el otro lado del mundo con las alforjas rebosantes de ilusiones y buenos deseos. Todos se han impuesto la consigna de representar dignamente al futbol mexicano… aunque casi todos -incluido, por supuesto, el actual Monterrey, integrado mayoritariamente por jugadores sudamericanos- sean (dicho sea con todo respeto) ensaladas confeccionadas con ingredientes de muy diversos orígenes.

A todos los han devuelto con cajas destempladas. Todos han lamentado lo que sabían de antemano: que el sistema de competencia, diseñado en función de criterios mercantilistas, acomoda las cosas para que un equipo europeo y un sudamericano disputen la Final, salvo cuando un árabe, un  japonés, un marroquí y un congolés se colaron… aunque ninguno hiciera el milagro de coronarse.
 

Temas

Lee También