Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 23 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

* Nota aprobatoria

Por: Jaime García Elías

* Nota aprobatoria

* Nota aprobatoria

En el guion mexicano para el partido de ayer ante Bélgica hubo un par de líneas con las que casi nadie contaba: los goles de Lozano…

Si la inspiración en las inmediaciones del área y la contundencia dentro de la zona de definición son, desde tiempo inmemorial, dos de las carencias más acentuadas del futbol mexicano (Eddie Firmani, técnico del Cosmos de Nueva York en los últimos años de Pelé en las canchas, solía decir que “los equipos mexicanos pueden tocar veinte o treinta veces el balón sin que lo toque el adversario… y sin tirar a gol”), era difícil prever que alguien osara salirse del script. El “Chucky” —quien, por cierto, cayó con el pie derecho en el futbol europeo— se sacó dos conejos de la chistera e hizo trizas los pronósticos al poner al “Tri” en ventaja de 3-2, y a los belgas —invictos en sus 13 partidos anteriores—, aunque  fuera por unos minutos, en la lona.

*

Se había convenido en que, puesto que se trataba de un partido amistoso, el resultado era hasta cierto punto secundario. Así y todo, se impone señalar, sobre los hechos consumados, que el saldo del examen, para el seleccionado mexicano, fue, por donde quiera mirarse, aprobatorio.

Que no se perdiera, como temían algunos, por goleada; que el poderoso rival no le pasara por encima al “Tri”; que se tuviera el carácter necesario para levantarse de un marcador adverso en dos oportunidades; que Lozano se atreviera a valerse de su habilidad y su velocidad para desarticular a la defensiva belga; que pusiera en sus disparos la convicción que otras veces brilla por su ausencia: todo eso forma parte del balance, a todas luces positivo, del primer examen de Juan Carlos Osorio y su grupo en canchas europeas, con vistas al Mundial del año próximo.

*

Sin que sea el caso de echar a vuelo las campanas, porque México ya alguna vez aspiró a que se le declarara “campeón mundial… de los partidos amistosos”, es de justicia subrayar los aspectos positivos del partido de ayer: el esfuerzo, la disciplina, la solidaridad, el carácter, la falta de complejos, la osadía, la contundencia… y, al final del cuento, la suerte.

Por supuesto, el resultado de ayer debió haber puesto sobre aviso al rival del próximo lunes (Polonia). Pero de que la expedición transoceánica del “Tri” comenzó bien, ni duda cabe.

Temas

Lee También

Comentarios