Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 19 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

* “Guerra”

Por: Jaime García Elías

* “Guerra”

* “Guerra”

La premura de los dirigentes de Pumas y América por aplicar medidas orientadas a reducir el riesgo de que haya episodios de violencia en el Estadio de la Ciudad Universitaria o sus alrededores, en ocasión del partido de este domingo, recuerda un poco aquello de “poner el Coco… y luego tenerle miedo”.

*

El antecedente más próximo de ese clima de preocupación porque pudieran repetirse episodios que ya se han presentado anteriormente, se dio previo a la Final del Torneo de Apertura de esta misma temporada. Se recordará que llegó a contemplarse la posibilidad de prohibir la entrada al estadio del Monterrey, de aficionados ostensiblemente partidarios de los Tigres. Finalmente se convino en recibirlos una vez que los dirigentes de los dos equipos y las autoridades civiles dispusieron una extensa serie de medidas de seguridad. Merced a ellas, tanto el partido como su corolario fueron una fiesta… a pesar de la contrariedad que para los Rayados fue la coronación de los universitarios… en su cancha.

*

Hay que decir que también en Guadalajara “ya vimos esa película”. En la memoria de los aficionados quedan recuerdos relacionados con violencia en las tribunas y a inmediaciones de los estadios de Leones y Tecos, cuando ambos equipos militaban en la Primera División. En una época más reciente, en un Clásico entre Guadalajara y Atlas, en el Estadio Jalisco, porristas de las Chivas agredieron de manera brutal a varios policías aplicados a ejercer, precisamente, como guardianes del orden, y causaron lesiones graves a uno de ellos.

*

Cuando el humorista español Jardiel Poncela acuñó, a mediados del siglo pasado, el aforismo de que “El futbol es el bacilo de la Guerra Civil”, en una época en que la gran industria del futbol actual aún estaba en pañales, es poco probable que vislumbrara el riesgo de que su frase fuera profética…

Lo cierto es que, desde entonces, por generación espontánea en algunos países —Argentina y Brasil entre ellos— o porque los dirigentes de clubes, en otros —México, por ejemplo—, alentaron la creación de las “barras” o grupos de animación, incorporaron, sin proponérselo ciertamente, una célula cancerosa que ha hecho metástasis, y ahora los obliga a aplicar medidas que se antojarían exóticas en lo que originalmente era —sin perjuicio de la rivalidad deportiva que de ninguna manera está reñida con valores éticos y principios morales— una auténtica fiesta cívica.

Temas

Lee También

Comentarios