Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 26 de Mayo 2019
Ideas |

* Frustración

Por: Jaime García Elías

* Frustración

* Frustración

Por supuesto, los seguidores del Cruz Azul están en todo su derecho de estar frustrados porque su equipo, como de costumbre, se ahogó a un metro de la orilla.

Que tengan razón, es otra cosa…

*

Una encuesta que se hubiera realizado al final del partido del domingo ante el América, habría arrojado, con absoluta seguridad, división de opiniones. Muchos se habrían declarado satisfechos y aun orgullosos con el pundonor de los “Cementeros”. Otros tantos, por contrapartida, se aferrarían al argumento de que el campeonato es la única medicina que puede aliviar sus penas.

Para los primeros, tienen validez las declaraciones de Ricardo Peláez y Pedro Caixinha después del encuentro dominical, y son razonables las expectativas -¿o simples buenos deseos…?- de que la meta está en vías de alcanzarse. Además, ¿qué otra cosa pueden hacer, si el fracaso en el actual certamen es el “palo dado” que ni Dios quita…?

Los segundos difícilmente encontrarán consuelo en el hecho de que otros equipos que también tenían la mira puesta en el título, que hicieron inversiones con esa intención y cuyos dirigentes y jugadores hicieron pública profesión de fe en que el éxito coronaría sus afanes, se quedaron asimismo con las ganas. (Serían, por ponerles nombre y apellido, los casos de Pachuca, Tijuana y Necaxa, que también participaron en la “Liguilla”, y Toluca, Santos Laguna, “Pumas”, Guadalajara y alguno más a los que en un momento dado se les vieron patas para gallo).

*

En la película del partido del domingo en el Azteca, hay un lance fundamental…

Así como en los encuentros de semifinales de la Champions League de la semana pasada, las hazañas de Liverpool y Tottenham -y las correspondientes frustraciones (o fracasos, para no hacerlos menos) de Barcelona y Ajax- se produjeron, respectivamente, por obra y gracia de los goles de Divock Origi y Lucas Moura, que se quedaron grabados de manera indeleble en infinidad de memorias, acá el gesto futbolístico determinante fue la atajada de Marchesín al remate frontal de Aguilar, en el corner del último minuto de tiempo de compensación.

Un lance comparable con el de Barovero, del Monterrey, en la final de la Concachampions ante los Tigres, o con “La atajada del Siglo” (Veinte), del recientemente fallecido Gordon Banks, ante Brasil, en el Mundial de 1970.

Fue un lance que cambió la historia… aunque a pocos les sirva de consuelo.

Temas

Lee También

Comentarios