Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Marzo 2019

Ideas

Ideas |

* Epopeya... y cataclismo

Por: Jaime García Elías

* Epopeya... y cataclismo

* Epopeya... y cataclismo

Las victorias y las derrotas en un “Clásico” cuentan igual… pero valen el doble. Las victorias en esos encuentros son más dulces; las derrotas, más amargas. Y si al resultado, de suyo inobjetable, se agrega que el marcador fue aplastante -el 3-0 del sábado, favorable al Guadalajara, por ejemplo-, falta poco para que al triunfo de las “Chivas” se le atribuyan dimensiones de epopeya; y a la derrota del Atlas, de cataclismo.

*

El “Jamaicón” Villegas y el “Pistache” Torres, vecinos de La Experiencia y protagonistas de mil “clásicos” en los Años de Vacas Gordas del futbol de Jalisco, referían que durante la semana siguiente, el vencedor del “Clásico” sacaba una silla a la banqueta, para recibir los saludos y parabienes del vecindario; el vencido, en cambio, no se asomaba ni por equivocación.

*

Cambian los tiempos. Difícilmente hay en los planteles de los dos equipos tradicionales de Guadalajara, jugadores tan identificados con ellos, que lleguen a ese extremo…

Si los hubiera, se justificaría que se reeditara la costumbre del “Jamaicón” y el “Pistache”. Al no haberlos, vale asignar los roles de “El Muchacho” y “El Villano” de la película del sábado, a Alexis Vega y Nicolás Pareja, respectivamente. Al primero, por los tres goles con que se escribió la historia; al segundo, por el error -mancomunado con la codicia de Carlos Cisneros, que le tapó un despeje que parecía de trámite- que abrió de par en par las puertas del triunfo rojiblanco, y puso el sambenito de casi seguras víctimas, cuando iban apenas siete minutos de partido, a los rojinegros.

*

El repaso de la película lo corrobora. Que la fragilidad de la defensiva rojinegra se manifestara tan temprano, hizo que el partido dejara de ser eso, un partido, y pasara a ser un juego: el del gato con el ratón. Estaba visto quién sería el ganador; la única incógnita consistía en adivinar el resultado… y acariciar, conforme avanzaba el reloj, la perspectiva de que Vega hiciera lo que nadie ha hecho en un “Clásico” tapatío: despacharse con una tercia de goles.

El valor agregado del resultado -por tratarse de un “Clásico”, subrayémoslo- tiene implicaciones en lo anímico. Las victorias alimentan; las derrotas debilitan. Al Guadalajara le viene una seguidilla de partidos (ante Pachuca, Monterrey y Querétaro) bastante más amable que la del Atlas (“Tigres”, Tijuana y Cruz Azul).

Al tiempo…

Temas

Lee También

Comentarios