Sábado, 22 de Febrero 2020
Ideas |

* "Chicharomanía"

Por: Jaime García Elías

*

* "Chicharomanía"

La fase inicial de la “Chicharomanía”, en Los Ángeles y seguramente en otras ciudades estadounidenses, ya está en marcha: gran expectación entre los aficionados —los de origen o ascendencia mexicana, principalmente—; revuelo en los medios de comunicación; venta de camisetas…
Fenómeno de la mercadotecnia; beneficiario vitalicio de la popularidad que le reporta haber iniciado su carrera en el Guadalajara; nombre que por sí mismo es capaz de movilizar multitudes, apelando fundamentalmente a razones étnicas, Javier cayó con el pie derecho. El recibimiento de que fue objeto y el imán de taquilla que será una vez que comience la competencia en la Major Soccer League y, en consecuencia, su historia en el Galaxy, demuestran que los dirigentes del equipo angelino hicieron la inversión  correcta.

*

Falta, sin embargo —el inevitable pelo en la sopa…—, la otra parte: la futbolística.

Más allá del buen deseo de que Javier Hernández responda en la cancha, principalmente con goles —sin los cuales no hay victorias y sin las cuales no hay títulos—, y de que su desempeño esté a la altura de su fama, cabe recordar que la aseveración de que en el Sevilla “no le dieron suficientes minutos” para justificar su contratación, dio a su despedida del futbol español y de tierras andaluzas un toque de amargura.

Fue una manera de querer endosar a Julen Lopetegui, su entrenador, la factura de su fracaso en la que fue, según todos los indicios, la última etapa de una aventura europea que tuvo notorios altibajos. Luces y sombras. Las primeras, en la temporada de su debut en el Manchester United de la Liga Premier de Inglaterra y en el inicial de su paso por el Bayer Leverkusen de Alemania. Las segundas en el mismo Manchester United, en el West Ham United y en su efímero paso por el Real Madrid y finalmente en el Sevilla, en los que sus apariciones fueron esporádicas e irrelevantes.

*

Expresiones como esa de que no le dieron los minutos suficientes, en tono de reproche, invitan a recordar que los minutos, en el futbol profesional, no se mendigan: se ganan.

En el Galaxy y en una Liga en que su equipo tendrá las exigencias que corresponden a los favoritos, Javier tendrá el reto de demostrar si aún le quedan en las piernas los goles que, más allá de su popularidad arrolladora, justifiquen su contratación.

Temas

Lee También