Viernes, 29 de Mayo 2020
Ideas |

* ¿Altruismo?

Por: Jaime García Elías

* ¿Altruismo?

* ¿Altruismo?

Situaciones de crisis como la que ahora afecta a toda la humanidad, permiten que se manifieste, en todo su esplendor, lo mejor… y lo peor de las personas.

Ahí están, para demostrarlo, las noticias relacionadas con el heroísmo de los médicos y enfermeras…, o el oportunismo de quienes participan en saqueos de tiendas o quienes roban los domicilios de quienes salen a ganarse el diario sustento.
*
El mundo del deporte, por supuesto, no está exento de conductas en que se hacen sentir lo mismo el altruismo y la generosidad, que el simple pragmatismo…

Ejemplo de las primeras, los gestos de deportistas que élite que deciden donar sumas importantes —aunque quizá no lo sean tanto para ellas mismas— para contribuir a los gastos que los gobiernos de sus países de origen o residencia realizan al efecto de atender la actual emergencia sanitaria. De los segundos, la anuencia de los futbolistas que militan en equipos de las ligas más importantes o más boyantes del mundo, para “ajustar” sus percepciones salariales en función de las presentes circunstancias.

*

Cada quién dirá hasta dónde representa un sacrificio para Cristiano Ronaldo, por ejemplo, acceder a que en vez de los 4.5 millones de euros (5 millones de dólares) establecidos en su contrato, “sólo” se le pague el equivalente a 100.8 millones de pesos mexicanos (para un promedio de 8.4 millones de pesos mensuales) por temporada… en el entendido de que el recorte finalizará en cuanto las cosas vuelvan a la normalidad.

En el futbol mexicano, al margen de medidas que otros clubes hayan decidido (o acordado con sus jugadores) tomar, y que no se han publicitado, el Grupo Orlegi anunció que “diferirá” un porcentaje de los sueldos de los jugadores de los clubes Atlas y Santos Laguna, mismo que les será reintegrado “una vez que se restablezca la normalidad en la Liga MX”.

*

Es probable que la medida se aplique de manera de proteger principalmente a los jugadores más rezagados en la escala salarial… Y será deseable, de paso, que los privilegiados que perciben sueldos elevados, entiendan —no por altruismo; sí, al menos, por pragmatismo— que la gran industria del futbol es un ferrocarril en que, si la locomotora se para, todos los vagones se paralizan: desde los jugadores –la materia prima del espectáculo, ciertamente— hasta las actividades comerciales y de servicios  (gigantescas unas, modestas otras) que se mueven a su impulso.
 

Temas

Lee También