Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 17 de Junio 2019
Ideas |

-“¡‘Ai se ven…!”

Por: Jaime García Elías

-“¡‘Ai se ven…!”

-“¡‘Ai se ven…!”

Circulaban en la prensa nacional varios datos aterradores acerca de las dramáticas condiciones en que opera el Instituto Mexicano del Seguro Social, cuando llegó la noticia de que su director, Germán Martínez Cázares, renunciaba al cargo que le fue conferido por el Presidente López Obrador. Nada menos.

Pudo haberse suscrito a la fórmula habitual en casos similares: una carta breve, convencional, casi “de machote”, en que justificara su decisión “por motivos personales”, por ejemplo. Prefirió hacerlo al final párrafo de una extensa misiva dirigida al “Honorable Consejo Técnico” del Instituto.

-II-

La carta de Martínez, de crudeza terrorífica, es un diagnóstico de las precarias condiciones de salud de la institución en cuyas manos está -precisamente- la salud de millones de mexicanos. Habla de la “injerencia perniciosa” de la Secretaría de Hacienda, que, por aplicar a ultranza las consignas de ahorro y recortes de personal -so pretexto de “combatir la corrupción”-, pierde de vista que “el eje de su reforma deben ser las personas que se atienden en el IMSS, y no los funcionarios que trabajan en el IMSS”.

Agrega que “Mientras se discute la remodelación del IMSS, muchos trabajadores siguen sin certeza laboral, otros sin contrato, algunas vacantes aumentan, el rezago en infraestructura es brutal, -en 2019 prácticamente está en 0% el avance de obras y el pago a proveedores-, los contratos y convenios de servicios se rezagan (…), las compras de equipamiento paradas, las reclamaciones y litigios aumentan; y si bien el abasto de medicamentos está garantizado, es precario y en algunos lugares pende de un hilo”.

Martínez sostiene que “Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano”, y señala algunos efectos “fatales” de esa política: “Pasillos de espera llenos de personas adoloridas, y mal trato o retraso en la atención a pacientes”, (el calvario diario de los derechohabientes que acuden a consulta), e indirectamente, “el fortalecimiento de los servicios de salud privados”, cuando los “asegurados”, desatendidos o mal atendidos por el IMSS, se ven obligados a acudir a aquéllos.

-III-

Los retos del IMSS -entre otros “hacer trabajar a sus empleados y erradicar la maldita corrupción que lo aflige”, según otro párrafo de la carta- son tan graves como los que el país confronta en temas como seguridad y educación. Ya dirá el tiempo si se toman medidas efectivas… o si la solución se deja a la eficacia de frases mágicas (como “me canso, ganso”, por ejemplo).

Temas

Lee También

Comentarios