Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Agosto 2018
Ideas |

- “Puros machos”

Por: Jaime García Elías

- “Puros machos”

- “Puros machos”

El chascarrillo es tan viejo que ya casi nadie lo cuenta; se convirtió en pieza de museo.

–¡En Jalisco, puros machos!–, se jactaba el lugareño.

–Pues en mi tierra –replicaba su interlocutor–, machos y hembras… y creo que nos divertimos más.

-II-

El pretexto para recordar el chistorete fue la noticia de que 40 mujeres se darán de alta como conductoras de camiones del servicio urbano en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Podrán hacerlo una vez que se graduaron, al cabo de un curso que les significó más de tres meses de capacitación y 180 horas de maniobras en un simulador “de última generación”, como conductoras del transporte público, egresadas de la primera generación en un programa emprendido por la Secretaría de Movilidad en el Estado. Todas –o casi todas–, merced a convenios con las empresas concesionarias del servicio, conseguirán plaza para ejercer un oficio que, como tantos otros, históricamente fue privativo de los varones.

La noticia tiene dos vertientes....

Una se relaciona con lo que modernamente se denomina “equidad de género”; es decir, que a nadie se discrimine para ejercer un oficio honesto, so pretexto de su sexo. Si hasta la generación de los que hoy son abuelos pocas mujeres manejaban automóvil, a nadie sorprende que actualmente, en calles y carreteras, haya frente al volante tantas o más mujeres que hombres. Y aunque tradicionalmente se ha sostenido que manejar un camión de carga, un autobús, un tractor o un tráiler son “cosas de hombres”, por la fuerza física que demandan, es obvio que muchas mujeres están más que suficientemente capacitadas para hacerlo.

La otra vertiente tiene que ver con atributos característicos de la feminidad. Cuando se convocó a mujeres para convertirse en policías o agentes viales –con buena respuesta, por cierto–, se destacó que las mujeres, por misteriosas razones, son menos proclives que los hombres a la venalidad y corrupción que por desgracia suelen darse en el ejercicio de esas profesiones. (De igual manera, por razones que ni médicos ni sicólogos consiguen determinar, la experiencia –avalada por las estadísticas– demuestra que las mujeres son, por mucho, menos proclives a delinquir que los hombres).

-III-

Es probable que la presencia de mujeres al volante del transporte público se traduzca en una mejoría del mismo... por lo menos en lo que hace a la cortesía hacia los usuarios. Y es deseable que de ahí se desprenda un saludable contagio. Amén.

Temas

Lee También

Comentarios