Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 15 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

- “Operativos”

Por: Jaime García Elías

- “Operativos”

- “Operativos”

Pues sí: “operativo hubimus”. Lo implementó la Secretaría de Movilidad con la sana intención de sancionar algunas anomalías que se han vuelto recurrentes en el funcionamiento cotidiano de algunas rutas del transporte público –“las más conflictivas”, se puntualizó— que operan en la cada vez más desparramada, inhumana e ingobernable Zona Metropolitana de Guadalajara.

-II-

Operativo, en la acepción que viene a cuento, sería la estrategia conducente a detectar anomalías en las unidades o incorrecciones en las conductas de los choferes, para aplicar de inmediato las sanciones previstas por la Ley y el Reglamento de Tránsito.

El reporte, mediada la jornada de ayer (segunda de no se sabe exactamente cuántas de que constará el operativo de marras), consignaba que se habían levantado 16 infracciones, principalmente –en versión del director jurídico de la dependencia— “por llamada de celular, que van hablando los conductores, por faltarle alguna placa (a la unidad, se supone), por no traerla en su lugar…”.

De esas causales de infracción, la referente al uso del celular es la más riesgosa para la seguridad de los pasajeros y de los viandantes que ocasionalmente pudieran atravesarse al paso de la unidad. Ahora bien: es probable que los “operativos” también atendieron algunos aspectos que consignaron los reporteros que cubrieron la nota… y que constatan, día con día, los usuarios de ese servicio: que los choferes vayan oyendo música con audífonos, o que compartan esa afición con el pasaje, mediante bocinas estratégicamente colocadas para el efecto; y si la experiencia se complementa con la instalación de luces “tipo discotheque” –sin costo extra para los usuarios—, mejor aún. Adicionalmente, los excesos de velocidad (o, a la inversa, las carreras de tortugas “para hacer tiempo”), manejar en forma temeraria (“como si transportaran puercos”, según la expresión usual de los pasajeros), alterar la ruta, no atender oportuna y comedidamente la petición de parada, llevar las unidades notoriamente deterioradas o sucias, y un largo etcétera.

-III-

Lo deseable sería que los cacareados “operativos” sirvieran para subsanar deficiencias o corregir conductas. Por desgracia, los usuarios habituales del transporte público saben, primero, que aunque algunas rutas sean “más conflictivas”, el servicio en general carece del mínimo de calidad que debería tener; segundo, que los “operativos” –como casi todos los que la autoridad, en todos los niveles, se saca periódicamente de la manga— son meras llamaradas de petate; y tercero, que sus beneficios comenzarán a verse el Día del Juicio… pero ya en la tarde.

Temas

Lee También

Comentarios