Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

- Nuevos títulos

Por: Jaime García Elías

- Nuevos títulos

- Nuevos títulos

Los títulos encomiásticos para Guadalajara constituían, antaño, toda una letanía: “Ciudad amable”, “ciudad limpia”, “ciudad segura”…; amén, claro, de “linda y provinciana”, “señorial y moderna”, “paraíso de las compras”…; y, por supuesto, la etiqueta que condensaba todas las lisonjas que pudieran dedicársele: “La Perla de Occidente”.

La pregunta es: de todos esos títulos, ¿cuál queda vigente…?

-II-

El relativo a la limpieza, ciertamente no. Aunque las autoridades municipales tuvieron la desfachatez -¿o la impudicia…?- de recibir, hace seis años, “La Escoba de Plata” de la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos y Medio Ambiente, con sede en Madrid, por, supuestamente, “la política pública que ha diseñado en el manejo de los desechos y la limpieza de la Ciudad y su Centro Histórico”, el consenso de lugareños y visitantes, que la califican de “sucia” -en el Centro Histórico, principalmente-, hace innecesaria la discusión.

En el referente a la seguridad, el más reciente botón de muestra se registró la noche del miércoles... Un hombre fue asesinado, mediante disparos con un arma larga, con balas de alto poder, en un centro comercial de la Avenida de Las Américas, en la Colonia Providencia. Si el promedio de crímenes, en la Zona Metropolitana, es hasta de cuatro diarios, la noticia, en el caso referido, estriba en la zona en que ocurrió el hecho. Si hubiera sido en alguna colonia periférica de Tlaquepaque o Tlajomulco, difícilmente hubiera conseguido un espacio en la primera plana de la prensa local. Pero si se agrega, primero, que en un restaurante de la zona, a corta distancia y en el momento mismo del incidente, estaban el presidente municipal de Guadalajara, el presidente municipal electo y el presidente del Supremo Tribunal de Justicia, y segundo, que el operativo policiaco que se desplegó inmediatamente fue tan aparatoso como estéril, la desoladora conclusión es obvia…

-III-

La desoladora conclusión es que la estrategia policiaca, en el aspecto preventivo, sería una vacilada si sus consecuencias no fueran trágicas con mucha más frecuencia de la deseable. Lo prueban los asaltos en la vía pública, los robos a casas habitación, los hurtos de autopartes o de automóviles, muchos de estos últimos a mano armada; lo prueban el despoblamiento y el abandono del Centro Histórico: un Centro Histórico que, a partir del cierre del comercio y la fuga masiva de los empleados, pasa a ser -¿nuevos títulos para la ciudad, a tono con los tiempos…?- “refugio  de indigentes” y “paraíso de malhechores”.
 

Temas

Lee También

Comentarios