Lunes, 08 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- ¿Más seguro, o más ’marrao…?

Por: Jaime García Elías

- ¿Más seguro, o más ’marrao…?

- ¿Más seguro, o más ’marrao…?

Pregunta tonta: ¿…Y no será que el acatamiento del ‘Quédate en casa’ -la consigna reiterativa de los últimos diez meses- influyó también en la significativa mejoría (al decir de las “h.” autoridades) en los índices de seguridad pública en Jalisco…?

-II-

No se duda de la veracidad de las cifras aportadas ayer por el gobernador del estado, alcaldes y mandos de las corporaciones policiacas de los municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara: la reducción del 41.1% en los delitos patrimoniales, por ejemplo (de 58 mil 328 denuncias en 2018 a 34 mil 354 en 2020), aun considerando que tanto el escepticismo ciudadano con respecto a la eficacia de las policías como el temor a represalias de los delincuentes -en contubernio con los policías- repercute en un subregistro de esos delitos.

Se informó que los robos a cuentahabientes disminuyeron 54.4%, a vehículos particulares en 52.2% y a casa habitación en 43.1%. Faltaría comparar esos porcentajes (según los cuales, en números redondos, los índices delictivos bajaron a la mitad) con los correspondientes a la reducción de la movilidad social en el mismo lapso a causa de la pandemia. Si hubo más gente en casa y menos gente en la calle, hubo, en la misma proporción, menos oportunidades para que asaltantes y ladrones hicieran de las suyas.

En la aseveración de que los homicidios dolosos se redujeron 16.5% (de mil 814 en 2018 a mil 514 en 2020), no queda claro si influye la ingenuidad o la buena fe, puesto que, con mucha más frecuencia de la deseable, de esos delitos no siempre se sabe de inmediato o en el corto plazo -al descubrirse un cadáver “con señales de violencia” en la vía pública o en un barranco-, sino al encontrarse una o varias osamentas precariamente sepultadas en fosas clandestinas.

-III-

En el informe, difundido ayer lunes, se festinaron tanto las inversiones de fondos públicos como “la coordinación que han tenido las alcaldías en materia de seguridad, así como de la Policía Metropolitana, que arrancó operaciones en septiembre de 2019”. Nada se mencionó, en cambio, acerca de estrategias u operativos, ni sobre desmantelamiento de bandas o aprehensión de ladrones o asesinos, que explicaran los progresos cacareados.

Así pues, o quedarse en casa ayudó a que disminuyeran los delitos… o los malos, por la gracia de Dios (y la súbita eficiencia de las “h.” autoridades, por supuesto) de un día para otro se volvieron buenos.

Temas

Lee También