Miércoles, 28 de Septiembre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- Grosera paradoja

Por: Jaime García Elías

- Grosera paradoja

- Grosera paradoja

Que haya un “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer” es plausible; que en México haya colectivos (“Organizaciones No Gubernamentales”, los llaman modernamente) que secundan y se adhieren masivamente a esa iniciativa, por lo consiguiente: a despecho de las mil cosas bonitas que se dicen y se cantan en elogio de las mujeres, la realidad se empecina en mostrar “otros datos”: discriminación, agresiones, violaciones, asesinatos y todas las manifestaciones posibles, aunque absolutamente indefendibles, en su contra. De hecho, si algo resulta chocante es que el repudio a esas manifestaciones se circunscriba a las que se orientan “contra las mujeres”. Todos los días -no sólo uno al año- deberían de tener como consigna la eliminación de la violencia en todas sus modalidades y vertientes.

Se impone, por tanto, incorporar a las consideraciones precedentes una pregunta: ¿por qué las manifestaciones de reprobación a “la violencia contra la mujer”, con presencia mayoritaria de mujeres, tienen que caracterizarse -en la Ciudad de México muy particularmente-... precisamente por la violencia?

-II-

Es una grosera paradoja que, con un pretexto tan encomiable, se hayan producido en las más recientes ediciones de esas marchas, incidentes como los que han consignado, en vivo y en directo, con pelos y señales, los medios de comunicación. Verbigracia: vandalización de monumentos, edificios y paradores del transporte público; daños en propiedad privada (negocios, casas, automóviles...); agresiones con palos, martillos, pintura en aerosol y lanzallamas improvisados a los (y las) policías supuestamente encargados de “guardar el orden”, pero que en estos casos dejan hacer y deshacer a las manifestantes y se limitan a ser mudos testigos de desórdenes y desmanes que con mucha frecuencia son, ostensiblemente, actos constitutivos de delitos, etcétera.

Es asimismo una grosera paradoja que, para garantizar el desarrollo “normal” de dichas manifestaciones, las autoridades se vean en la imperiosa necesidad de “blindar” con vallas y cientos de policías, monumentos como el Hemiciclo a Juárez, edificios públicos como el Teatro de Bellas Artes, la Catedral y Palacio Nacional, etc., y las decenas de negocios que operan en la ruta de las marchas y que en el curso de las mismas deben bajar sus cortinas y cerrar sus puertas para escapar de la ira irracional... de quienes supuestamente se pronuncian contra ella.

-III-


Víctor Hugo escribió que “El derecho que triunfa no necesita ser violento”.

Debe haber, seguramente, mejores formas de predicar contra la violencia... Difícilmente se encontrará una más inadecuada y reprobable que ejercerla.

jagelias@gmail.com
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones