Sábado, 04 de Diciembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- Correr riesgos

Por: Jaime García Elías

- Correr riesgos

- Correr riesgos

Vivir implica correr riesgos. La invención de la rueda -basta, para muestra, ese botón- trajo infinidad de beneficios a la humanidad... pero también ha causado infinidad de tragedias y de muertes (“...Y -diría Don Teofilito- las seguirá causando”).

-II-

La semana pasada, la Organización Panamericana de la Salud advirtió sobre un posible repunte en la cifra de contagios -y, por consiguiente, de muertes- por COVID-19 en México, a raíz de dos eventos recientes: la celebración del Día de Muertos y la del Gran Premio de México, porque ambas generan concentraciones multitudinaria, una en los cementerios y otra en el Autódromo de la Ciudad de México.

Faltaría sumar el impacto de “El Buen Fin”, por la previsible concentración de miles de personas tanto en las tradicionales zonas comerciales (la calle Obregón, San Juan de Dios, Santa Tere...) como en las modernas plazas comerciales (Plaza del Sol, Plaza Andares, Galerías, etc.) de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Y faltaría sumar, más adelante, los eventuales efectos perniciosos del regreso a las aulas, tras quince meses de clases virtuales o “híbridas”, del cien por ciento de los alumnos de educación básica en Jalisco, y la luz verde para que la inminente edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) se realice en una modalidad parecida a la de la antigua normalidad -valga la expresión-... aunque uno y otra deberán someterse -supuestamente- a los protocolos obligados por la pandemia, que la mayoría de las personas ha terminado por incorporar a sus hábitos.

-III-

Por más que se diga que la anuencia de las autoridades a la realización de “El Buen Fin” obedece primordialmente a fines comerciales, no sólo son lícitos tales propósitos: son plausibles: cuando la actividad económica se atrofia, como sucedió con restricciones y hasta cierres de negocios -bares y restaurantes, concretamente-, el impacto repercute del bolsillo al bienestar y aun la salud de las personas.

Lo mismo sucede con las actividades escolares: además de los problemas de muchos estudiantes para seguir las clases “en línea”, y de la imposibilidad de otros para continuar “normalmente” sus estudios, los especialistas coinciden en que el aprovechamiento escolar se vio afectado, y temen que a mediano o largo plazo se manifiesten los efectos perniciosos de haber roto durante más de un año el proceso de la educación, en el capítulo de la diaria interacción de los estudiantes con sus mentores y condiscípulos.

-III-

Colofón: no sólo es inevitable correr riesgos; es imperativo hacerlo.

jagelias@gmail.com

Coronavirus

Temas

Lee También