Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 15 de Julio 2019
Ideas |

- “Bienvenido, progreso…”

Por: Jaime García Elías

- “Bienvenido, progreso…”

- “Bienvenido, progreso…”

La modernidad y el progreso que aquélla trae consigo, son armas de dos filos. Díganlo, si no, los miles de tapatíos que los pasados 25 de diciembre y 1o. de enero se enteraron a través de los medios -un lado positivo del progreso- de que las autoridades habían declarado “contingencia ambiental” porque los niveles de contaminación hacían irrespirable el aire, y decidieron en buena hora -el lado negativo de la moneda- abstenerse de cumplir con la sana costumbre (en condiciones normales) de comenzar el día (y el año…) haciendo ejercicio en algún parque cercano.

-II-

En efecto: en esas dos fechas hubo un par de elementos extraordinarios que empeoraron la calidad del aire, habitualmente regular o aceptable: las bajas temperaturas -“la vigésima primera onda fría de la temporada invernal”, según los entendidos-… y una práctica que se ha vuelto tradicional a despecho de las “campañas de concientización” (palabrería químicamente pura) que se realizan: la quema, en Navidad y Año Nuevo, de juegos pirotécnicos… y de llantas viejas.

Los boletines oficiales dieron cuenta de las “intervenciones exitosas” realizadas a tenor de los “operativos” implementados para el caso: decenas de fogatas sofocadas en diversos rumbos de la ciudad… aunque no del cumplimiento cabal de la advertencia solemnemente proclamada a través -también- de los medios: “Decreto y mando que quienes sean sorprendidos en esa práctica perniciosa, serán detenidos y sometidos a las sanciones -arrestos y multas económicas, principalmente- previstas por los reglamentos”.

Ahora bien (mejor dicho: ahora mal…): en circunstancias normales -es decir, con las habituales temperaturas cálidas y sin la quema de pirotecnia y llantas-, las estadísticas consignan que las contingencias ambientales se han vuelto recurrentes, especialmente en zonas de la mancha urbana (Las Pintas, verbigracia) desfavorecidas, primero, por una topografía que propicia la concentración de contaminantes; segundo, por la presencia de ladrilleras, fundiciones e industrias que incorporan a la atmósfera partículas nocivas para la salud de los seres vivos, y tercero, por el crecimiento, cotidiano e incontenible, del elemento contaminante por antonomasia: el parque vehicular.

-III-

“El Supremo Gobierno, que no se equivoca nunca” -Pito Pérez dixit-, ya anunció, para el corto plazo, “un nuevo esquema de verificación vehicular”,  que remite -pesimista que es uno…- al Principio de Bloch: “Si se agrega un vaso de agua limpia a un barril de aguas negras, el resultado es… un barril de aguas negras”.

Moraleja del cuento: “Bienvenido, progreso; los que van a morir te saludan”.

Temas

Lee También

Comentarios