Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 21 de Mayo 2018
Ideas |

- “Bienvenido, progreso…”

Por: Jaime García Elías

- “Bienvenido, progreso…”

- “Bienvenido, progreso…”

La frase con que supuestamente saludaban al César, en la Roma imperial, los delincuentes condenados a morir en las simulaciones de encuentros navales en el Lago Fucino (“Ave, Caesar: morituri te salutant” —salve, César: los que van a morir te saludan—) sigue vigente… aunque en otro contexto.

Más allá de su discutible historicidad, la frase, en la actualidad, suele aplicarse, en tono sarcástico, a proyectos riesgosos y de éxito incierto; de ahí que una de sus variantes más socorridas sea la de “Bienvenido, progreso: los que van a morir te saludan”.

-II-

“La obra del sexenio” en Guadalajara ha tenido ya varios capítulos sombríos. Se alude, obviamente, a la Línea 3 del Tren Eléctrico Urbano, que este año debe concluir. En esos capítulos se incluyen las quejas de los vecinos de la Avenida Alcalde y algunas aledañas, por las afectaciones (grietas en los muros, principalmente) que han sufrido sus viviendas, a raíz —se supone— del paso de la tuneladora.

Aunque se había jurado y perjurado que el sofisticado y colosal artefacto sería tan inofensivo como el vuelo de una mariposa, hubo, al menos, dos inmuebles que ciertamente resintieron daños: la Casa de los Perros —que estuvo cerrada varias semanas en su función actual de Museo del Periodismo— y el templo de San Francisco. La Catedral también acusó algunos quebrantos… aunque se aclaró que éstos “ya estaban” y que no obedecieron a la construcción del túnel a 30 metros de profundidad con respecto a sus cimientos.

La novedad (“Notisistema”, II-8-18) consiste en que “el simbólico y vetusto Edificio Plaza, ubicado frente a (la) Plaza de Armas, en el Centro de Guadalajara, se está inclinando y presenta grietas hasta de dos centímetros”. Como no se tiene memoria de ningún fenómeno natural —un sismo, por ejemplo— que pudiera justificarlo, el fenómeno se atribuye (“por default”, como luego dicen) “a las obras de la Línea 3”, y más específicamente “al paso de la tuneladora”.

-III-

Construcciones más que centenarias, como la iglesia de San Francisco y La Casa de los Perros; o centenarias, como las añejas casonas aledañas a la Avenida Alcalde; o que datan de los años cincuenta del siglo pasado (el referido Edificio Plaza, por ejemplo), cuando se decidió “modernizar” el Centro de la ciudad, pueden, pues, hacer suya la frase ritual consignada líneas arriba: “Los que van a morir te saludan”.

Tope en eso… mientras las víctimas sean sólo fincas y no personas.

Temas

Lee También

Comentarios