Domingo, 12 de Julio 2020

Woody Allen revela que es feliz en su matrimonio con Soon-Yi

El director de cine asegura que su esposa, 35 años menor y quien fue su hija adoptiva, le cambió la vida

Por: NTX

Woody Allen se abre sobre su matrimonio con Soon-Yi Previn en su libro de memorias. AP / ARCHIVO

Woody Allen se abre sobre su matrimonio con Soon-Yi Previn en su libro de memorias. AP / ARCHIVO

El director estadounidense Woody Allen no solamente es reconocido en la industria del cine, ha sido nominado en 16 ocasiones a los Premios de la Academia en la categoría de mejor guión original y posee un récord, sino que también su vida personal ha trascendido al ojo público.

Woody Allen fue acusado por su hija Dylan de abusar sexualmente de ella cuando tenía siete años, lo que él negó sin evitar convertirse en el centro de una polémica, en una época en la que las mujeres luchan por sus derechos. Por eso, a sus 84 años, y con un libro de memorias bajo el brazo, se abrió sobre su matrimonio con Soon-Yi Previn, su hija adoptiva con Mia Farrow, a quien le lleva 35 años y con quien se casó en 1997, y tiene dos hijas adoptivas.

"Lo admito, cuando nuestra relación comenzó no tenía mucho sentido. En la superficie parecíamos una pareja irracional. Yo era mucho mayor y ella una niña adoptada. Para el mundo exterior era una situación explosiva, parecía que yo la explotaba como un macho depredador mucho mayor, y que ella me explotaba por yo qué sé qué. Pero nunca fue así. En el pasado salí con actrices, pero por alguna inexplicable razón, con Soon-Yi funcionó", dijo Allen en una entrevista con Mail on Sunday.

Según el director, que hayan podido adoptar a Bechet, de 22 años, y Manzie, de 20, es clave en su matrimonio, porque si existiera un problema las autoridades no los hubieran dejado crear una nueva familia.

"Desde mi punto de vista la mayoría de las relaciones no funcionan, y por eso la gente tiene aventuras. Pero puedes casarte, divorciarte, casarte, divorciarte o salir con 56 personas y si tienes suerte encontrarás a la adecuada, como es mi caso. Me libré de muchas de mis neurosis, aunque siguen sin gustarme los túneles, los espacios cerrados o los ascensores", añadió.

El director, nominado al Oscar por los filmes Annie Hall, Hannah and Her Sisters y Midnight in Paris afirma que su esposa Soon-Yi lo cambió.

"Soy feliz en mi matrimonio. Soy feliz con mi familia, pero nunca se puede ser feliz en este planeta. Hemos caído en una situación muy mala. La existencia humana es precaria, terrorífica y sin sentido. Me hace salir cuatro o cinco veces a la semana. Le gusta la vida social y yo lo disfruto. Me hace comer alcauciles. A ella no le gusta el jazz ni el deporte, y a mí no me gustan muchos de los programas que ve, pero estamos de acuerdo en lo principal: criar a los niños, dónde vivir, como comportarnos el uno con el otro", expresó.

En medio de la cuarentena en Nueva York, aseguró que aunque se mantiene haciendo ejercicio o tocando el clarinete, odia la sensación de que todo está cerrado y hay un ambiente de incertidumbre y miedo por las calles estadounidenses. Confesó que no ha podido empezar la obra de teatro y la película que tiene en mente, aunque se acompaña de su esposa.

"No voy a fiestas, no me preocupan los datos de taquilla, ni los premios. Ganar un Oscar tiene muy poco significado para mí", declaró.

jb

Temas

Lee También