Miércoles, 21 de Abril 2021

Llega un “Caballero” al Palenque

Alejandro Fernández tuvo un reencuentro musical con el público en su regreso a este recinto de las Fiestas de Octubre

Por: Norma Gutiérrez

“El Potrillo”. Alejandro Fernández, engalanado con su tradicional traje de charro. EL INFORMADOR / E. Barrera

“El Potrillo”. Alejandro Fernández, engalanado con su tradicional traje de charro. EL INFORMADOR / E. Barrera

Casa llena disfrutó nuevamente Alejandro Fernández al regresar al Palenque de Fiestas de Octubre el pasado 1 de noviembre, en donde “El Potrillo” se reencontró con poco más de seis mil asistentes que fueron testigos, una vez más, del impacto que ha tenido la gira internacional “Rompiendo fronteras”.

Aunque Fernández salió al escenario al filo de la una de la mañana, la espera permitió que el público fuera calentando gargantas y alistando los coros más esperados de la velada que acompañaron al “Potrillo” durante todo el show que apostó por una treintena de canciones.

Engalanado con su tradicional traje de charro, Alejandro Fernández inició el recorrido musical de su repertorio con “En lo correcto” de su disco “Rompiendo fronteras” y así, marcar una madrugada festiva para algunos asistentes que, aprovechando la celebración por el Día de Muertos, acudieron al concierto con maquillaje de catrina o coronas de rosas.

La temperatura comenzó a calentarse ante el coqueteo que Alejandro Fernández mostró en las primeras notas de “Unas nalgadas”, canción con la que levantó suspiros entre sus seguidoras que no dudaban en lanzar piropos y aplausos al cantante, quien tenía entre sus invitados especiales a su hija América.

La jornada musical con Alejandro Fernández lució con pocas variaciones y sin mayor parafernalia alrededor y en compañía de su mariachi y un par de pantallas gigantes, el cantante dio rienda suelta a temas como “Estuve”, “Hoy tengo ganas de ti”, “Loco”, “Mátalas”, “Cascos ligeros”, “Qué voy hacer con mi amor”, “Quiero que vuelvas” y “Que digan misa”, siendo esta última canción el toque de nostalgia que recordó la consagración de Fernández en la década de los 90.

A modo de homenaje y recordando la grandeza de su legado musical, Alejandro Fernández memoró al cantante José José al interpretar canciones como “No me digas que te vas”, acción que causó una lluvia de aplausos entre los asistentes que siguieron el breve homenaje al llamado “Príncipe de la canción”.

Tras dar paso a éxitos como “Sé que te duele”, “Me hace tanto bien”, “Nube viajera” y mostrar su orgullo mexicano con un popurrí de emblemas vernáculos, Alejandro Fernández cumplió el deseo de sus fans que estaban a la espera de escuchar en vivo lo más reciente de su producción “Caballero”, canción que en plataformas como YouTube ya superó los 20 millones de views.

Poco a poco, la primera noche de Alejandro Fernández -que replicaría nuevamente en la madrugada del 2 de noviembre- comenzó a marcar el cierre del carrusel musical al ritmo de la “Serenata Huasteca”, “Me dedique a perderte” y “Es la mujer”, que fueron la antesala al gran cierre que el público vivió con los éxitos “No sé olvidar”, “Como quien pierde una estrella” y “Se me va la voz”.

Tapatío

Temas

Lee También