Jueves, 06 de Agosto 2020

"La Bandida" asalta el corazón de Ariel López Padilla

El actor asegura que la serie de Telemundo fue uno de los grandes retos personales y profesionales de su vida

Por: El Informador

Ariel lópez padilla. El actor tiene muchos proyectos en puerta. CORTESÍA • María López Levy

Ariel lópez padilla. El actor tiene muchos proyectos en puerta. CORTESÍA • María López Levy

De lunes a viernes a las 20:00 horas a través de Telemundo Internacional se transmite “La Bandida”, historia inspirada en “Graciela Olmos”, personaje que interpreta Sandra Echeverría. La trama se desarrolla en la Ciudad de México, en la época inmediata posterior a la Revolución, por lo cual se muestran en pantalla distintas épocas y ofrece una visión de la emancipación de las mujeres en ese momento histórico.

En el elenco también participa Ariel López Padilla como el “Dr. Ávila”, un hombre que encuentra el amor en una religiosa y que el personaje le llegó en un momento importante de su vida, cuando sufrió la pérdida de su madre y de su hermano, pero que justo el oficio de médico le recordaba la profesión de su padre.  

“(El personaje) revela toda la nobleza de los que era el oficio de médico. Y aquí el reto es que tocamos un tema muy particular, que es el del enamoramiento que tiene el doctor con una monja, una historia de amor que tocó trabajar con mucha delicadeza y mucho cuidado”, explica y anota que se sintió muy cercano al papel, puesto que su papá le contaba de cuando ayudaba en comunidades del país, como la de los wixárikas y los coras.

“Mi papá es médico, no crecí alejado del servicio comunitario; mi papá trabajó con los wixárikas y los coras, tengo buenos recuerdos, él decía que iba en avionetas que despegaban en el abismo porque no había pistas de aterrizaje, de ahí hay mucha historia personal al momento de encarnar a un personaje del que tengo esa referencia y esa vocación”.

Un papel que le transforma

Ariel recuerda que cuando le llegó el reto de esta historia, él estaba pasando por su proceso de duelo y subió varios kilos, que de alguna manera también abonaron a la interpretación y veracidad que le dio al personaje, ahora ya ha bajado 30 kilogramos con ayuda y respaldo de una nutrióloga.

“(Hacer el papel) coincidió con un proceso personal de pérdida, con la muerte de mi mamá y la de mi hermano. Entonces, resultó una crisis en la que yo subí un poco más de peso de lo que debía, pero de alguna manera esto me ayudó a darle al personaje la edad que necesitaba, porque comienza con una y luego se va a la vejez prácticamente, hay pasos de tiempo muy importantes y como actor mi propia situación me ayudó a narrar la historia del personaje”.

Sobre los retos de hacer una historia de época, refiere el actor que le gustó participar en este proyecto porque así las nuevas generaciones pueden tener una idea de cómo era el México de esos años. “Tenemos una gran oportunidad de conocer usos y costumbres de México, la época nos permite ir al pasado y tener esa oportunidad de que los jóvenes puedan admirar esos vestuarios, o conocer lo que era una casa de citas donde los hombres iban a compartir y disfrutar, algo permitido y socialmente aceptado, de lo que no se hablaba pero se sabía”.

Ariel está buscando que se cristalice un proyecto teatral sobre la infancia de Emiliano Zapata. “(Una etapa) que muy pocos conocen, es hijo de una chamana, él viene con una carga mística. Queremos llevarlo (el proyecto) a las escuelas, porque él no era una figura de guerra, sino de paz”. 

Saber más

Teatro en puerta

A la par continúa haciendo castings para otros proyectos, dice que le interesa hacer otro tipo de papeles, no los de villanos como a inicios de su carrera que eran su especialidad, incluso dice que si se hiciera una historia sobre su vida, le gustaría que esta hablara más de su profesión como bailarín más que como actor.

Mujeres de autoridad

“Graciela” fue una mujer huérfana, rebelde y empoderada ante la injusticia, en su infancia logró sobrevivir a la Revolución Mexicana en Chihuahua y gracias a su carácter y habilidad como ladrona y apostadora, se convirtió en la dueña de uno de los prostíbulos más selectos de la antigua Ciudad de México, en donde su poder aumentó, particularmente para persuadir a políticos, exrevolucionarios e intelectuales.

En ese sentido, Ariel destaca la importancia de que se retraten historias de mujeres libres. Señala que desde su percepción las mujeres siempre han sido líderes, él lo nota en las comunidades de Morelos y Jalisco que visita. “La relación que tienen las mujeres es dominante, ‘La Bandida’ representa mucho a esta mujer que se independiza y que busca su libertad obligada por las circunstancias. Hay cierto celo por parte de los hombres ante la independencia de las mujeres”.

JL

Temas

Lee También