Lunes, 05 de Diciembre 2022

Jessica Henwick y su inserción en la “Matrix”

El rostro de esta joven actriz no es el de una novata, pues ha participado en series, como: “Juego de Tronos”, “Iron Fist” y en la cinta “Star Wars: El despertar de la Fuerza”

Por: El Informador

Jessica Henwick. La actriz británica saltó a la fama tras interpretar a “Nymeria Arena” en la serie “Juego de Tronos”. ESPECIAL

Jessica Henwick. La actriz británica saltó a la fama tras interpretar a “Nymeria Arena” en la serie “Juego de Tronos”. ESPECIAL

Casi dos décadas después de la última cinta de la serie, Lana Wachowski regresa con una nueva historia para el universo cinematográfico que ayudara a crear en 1999; se trata de “Matrix: Resurrecciones” (2021), que cuenta con la participación de Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss en los papeles principales, pero también con un elenco renovado, entre los que destaca la joven actriz Jessica Henwick (Reino Unido, 1992), quien saltó a la fama tras interpretar a “Nymeria Arena” en la serie “Juego de Tronos” (HBO), a “Colleen Wing” en la serie “Iron Fist” (Netflix) y a “Jessika Pava” en “Star Wars: El despertar de la Fuerza” (2015).

En entrevista, la actriz de origen británico repasa cómo llego a obtener su papel (“Bugs”, la guerrera habilidosa de cabellera azul) en la cuarta entrega de la saga estelarizada por Keanu Reeves, que llegó al cine esta semana de forma paralela a la plataforma de streaming HBO Max.

—¿Qué significó para ti involucrarte en el universo de la película “Matrix”?

—Bueno, es curioso porque no lo proceso del todo aún. No sé si ha sido algo consciente, que quizá haya cambiado un poco mi filosofía como resultado de mi alegría por obtener el papel, pero es… es genial. Me veo a mí misma como una actriz trabajadora y por eso me parece grandioso y me entusiasma, pero tal vez porque espero que suceda algo bueno y determinante. Quizá suceda durante la premier, pero ahora... casi no soy capaz de procesarlo, eso creo.

—¿Cómo llegaste a este proyecto? ¿O fue que el proyecto llegó a ti?

—Recibí un correo electrónico -era, creo, una semana antes de mi cumpleaños-, y yo estaba en una excursión. Era un largo paseo que duraría un mes completo, por tanto no había revisado mis correos, y encendí mi teléfono sólo para decirles a todos que seguía viva. Entonces vi el e-mail y los desestimé, Porque no podía grabar nada. Estaba en España, en medio de la nada. Estaba justo en medio de una larga caminata y ahí no hay Wi-Fi tampoco. Así que me dije, ni modo, no sé si podré responderles pero el caso es que lo rechacé. Terminé esas vacaciones y volví a casa hasta septiembre, y creí que el asunto se olvidaría. Luego recibí un nuevo e-mail de mi agente diciendo que aún no hallaban a nadie para el papel y que Lana Wachowski aún deseaba que yo le enviara un video. Así que me filmé y no pensé mucho en ello. Ya sabes, tengo varios años trabajando en esto y uno se acostumbra a hacer las cosas y abandonar toda esperanza. De otro modo, sólo te lastimas si te haces ilusiones.

De ese modo, olvidé el asunto y una o dos semanas después me llamaron para decir, “¿Puedes volar a Los Ángeles y hacer una lectura de ensayo con los actores que quizá personifiquen a ‘Morfeo’?” Y Yahya Abdul-Mateen II era uno de ellos. Así que viajé, leí con él y dos días después, en espera de un Uber, me llamaron de un número desconocido. Contesté y era Lana Wachowski que decía “¿Hola? Soy Lana Wachowski”, respondí sorprendida y sólo replicó, “¿Quieres estar en mi película?” Y esa es la historia.

—Ya que mencionas a Lana, ¿puedes contarnos un poco sobre cómo es trabajar con ella?

—A ver, ella vive y respira la “Matrix”. Es increíble. Ella vive en este universo desde que salió la primera película, en 1999, y creo que a las Wachowski se les ocurrió la idea 10 años antes de eso, o sea que esto viene de mucho tiempo atrás. Ella conoce este mundo mejor que nadie; y es muy precisa al respecto. Recuerdo que hicimos pruebas de cámara para peinados y vestuario, yo entraba y ella decía, “No, regresa. Entra de nuevo. No, así no. Más oscuro. Aligérate. Más corto”. Y así cortaba y cambiaba hasta el más mínimo detalle. Es sumamente precisa.

—Tu personaje tiene una relación muy específica con “Thomas Anderson”/ “Neo”, ¿puedes hablarnos un poco de eso?

—He descrito mi personaje (“Bugs”) como una especie de verdadero creyente en “Neo” y la leyenda de la “Matrix”. Es algo muy ‘meta’. La “Matrix” en sí misma es algo de lo que “Bugs” es consciente y la gente también, y eso marca su propia historia. En un mundo plagado de falsas noticias, la gente casi piensa “¿Acaso es verdad que este hombre existió e hizo lo que dicen?” Pero “Bugs” es una creyente y está convencida de que “Neo” está vivo, y se dedica fervorosamente a encontrarlo.

—¿Qué tal trabajar con Keanu Reeves?

—Fabuloso. Es muy amable. Es tímido y callado, un tipo generoso. Trabajar con él es lo que se puede esperar, puesto que tiene la reputación de ser un tipo amable, y lo es. Tuvimos charlas muy interesantes. Nos sentamos uno al lado del otro en el set, y recuerdo que me decía: “¿Qué crees que haya en el fondo del mar?” Y podíamos platicar de historia, arte o política... Es alguien muy, muy inteligente.

—Además de todos los elementos fantásticos que conforman esta historia, se trata de una película de acción… ¿Qué clase de preparación tuviste para las escenas de pelea?

—La verdad, tuve que ponerme en forma otra vez. Es algo molesto porque he hecho escenas de acción en el pasado. Y el entrenamiento es doloroso al principio. Siempre me digo, “Oh, me gustaría mantenerme en forma. Voy a seguir ejercitándome cuando la película termine, o cuando acabe la serie de televisión”. Y de pronto, corte, llego al final y “jamás regresaré al gimnasio”. Recuerdo que cuando terminamos de filmar esta cinta pensé, “mi siguiente trabajo quiero que sea como ‘Downton Abbey’. Quiero sentarme en una silla en cada toma, pulir los cubiertos. No quiero correr, ni siquiera caminar. Quiero sentarme en cada escena”. Así que, lo más duro, fue sólo ponerme en forma.

—¿Qué esperas que experimente el público cuando se siente en la oscuridad de la sala de cine para ver esta película?

—Espero sientan el mismo golpe de nostalgia que yo sentí. Se trata de un viaje por la memoria. Cada vez que Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss están en pantalla, es algo... simplemente dices, “Oh, Dios mío”. Por eso espero que a los fans les agrade nostalgia pero también que encuentren algo novedoso. Ojalá les dé mucho en qué pensar. Como la primera parte, es una cinta complicada, por supuesto. Pienso que demandará que sea vista con la mente abierta.

—Finalmente, sabemos lo que haría “Bugs”, pero tú, Jessica, ¿pastilla azul o roja?

—Bueno, la verdad siempre. Quiero saber. Me fascina la idea de descubrir que hemos estado en la “Matrix” todo el tiempo. Quizá lo estamos. Esa es la cuestión, nunca se sabe. Quizá estamos ahí.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones