Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Julio 2019

Actuar hasta morir

Con la presencia del actor Diego Luna, el multifacético cineasta Peter Fonda recibió el Mayahuel Internacional de Plata del FICG 34; una entrega en la que Fonda esperaba contar con Guillermo del Toro, pero no llegó

Por: Jorge Pérez

"Hoy estamos aquí para entregar el Mayahuel Internacional de Plata al maestro, multifacético, Peter Fonda”, fueron las palabras que pronunció Diego Luna para dar la bienvenida al actor, director y productor estadounidense, en su visita al Festival Internacional de Cine en Guadalajara: “Cualquiera que hace cine en este país se emocionaría muchísimo de compartir el escenario con un referente del cine independiente”, agregó el cineasta mexicano al comenzar la Master Class en la Sala Plácido Domingo, del Conjunto Santander de Artes Escénicas.

Peter Fonda subió al escenario con un gran bote de agua en la mano: “El agua es el segundo combustible más importante para el cuerpo humano: el primero es el oxígeno”, dijo antes de recibir el Mayahuel Internacional de manos de Diego Luna. Sobre la estatuilla, comentó: “Me gusta que este es un símbolo del FICG, parece la cinta cinematográfica, y parece también un agave”. El tequila, bromeó Luna, sería el tercer combustible más importante.

Premio. Peter Fonda y Diego Luna (de espaldas) en el FICG. EL INFORMADOR / G. Gallo

Al inicio, Peter lamentó la ausencia de Guillermo del Toro, director tapatío que participa también en este festival: “Esperaba que Guillermo estuviera aquí, para que cuando me hicieran una pregunta poder decirle ‘¿Cómo contestarías a eso?’. Es muy inteligente, yo solo soy un actor”. Diego acotó: además de actuar, Fonda ha producido, dirigido y escrito para el cine, aunque para Peter la actuación es la vocación mayor: “La parte positiva de ser un actor es que puedo trabajar hasta morir. El director envejece, tiene que ir más lento. Un actor no: alguien tiene que ser el abuelo, el tío viejo. ¡Yo tengo el cabello blanco! Puedo actuar hasta morir. Espero que justo antes de morir pueda agarrar un tequila y decir ‘¡Viva Guadalajara!’… Y un segundo tequila: ‘Viva Jalisco’”.

Durante la charla surgió el tema de su relación con los cineastas mexicanos, incluido el presentador. Diego platicó la anécdota del festival en Venecia, cuando presentaron “Y tu mamá también”: “Nos dieron el premio a actores revelación. Cuando subimos al escenario anunciaron quién iba a entregar el premio: el maestro. Es el premio más importante que puede recibirse, de las manos de un hombre que significa eso”. Peter Fonda abundó en su gusto por la cinematografía realizada por mexicanos: “Mis tres directores favoritos son mexicanos (Iñárritu, Cuarón y Del Toro). Pero necesitamos más”.

Diego Luna le cuestionó sobre esa particularidad de crecer dentro de una familia dedicada al cine, al ser hijo de Henry Fonda y hermano de Jane Fonda: “Fue muy difícil, muy diferente y muy interesante. Cuando era joven, hasta los 10 años, no tenía idea de lo que hacía mi padre. Simplemente desaparecía. Ahora sé que se iba a trabajar: si lo hubiera sabido a esa edad…”. De su dinastía en el séptimo arte, resaltó: “Al ver a mi hija pienso que ha sido la mejor de la familia. Bridget es la mejor”.

Inicios en la actuación y trayectoria

Más tarde abundó en sus pininos dentro de la actuación, en el teatro: “Cuando era un pequeño chico montaba espectáculos: yo, mis hermanas, los amigos… Escribía las historias, me ponía como personaje a un banquero. Ahora sé por qué: para hacer una película se necesita dinero. En la escuela hice teatro cuando podía. En la universidad me involucré más en el teatro. Mi primera vez en Omaha, Nebraska, de donde era mi padre: fue en el mismo escenario, el mismo inmueble donde mi padre entró como actor por primera vez, el mismo lugar donde Marlon Brando lo hizo, también allí debutó como actriz Dorothy McGuire. Sentí esa energía de la tierra. Movía un poco los pies mientras ensayaba, antes de la función: el director me preguntó por qué lo hacía, ‘si no lo hago, si me quedo quieto, me crecerán raíces en mis pies’”.

En cuanto a la vocación, Fonda señaló la diferencia entre el sustantivo y el verbo: “Uno nunca dice ‘Quiero ser actor’. Uno quiere actuar. Uno no dice ‘Quiero ser director’. Es como decir ‘Quiero ser poeta’ y ponerse un suéter, ir a Irlanda, beber cerveza en un pub… Eso no nos hace poetas. Uno quiere actuar, dirigir, hacer poesía. Eso es”.

El actor mexicano pidió a Fonda hablar sobre las facetas entre ser actor de teatro y de cine: “Están separados: en el escenario están los actores, es el lugar. Sí, hay un director, un guion, escenografía: pero al comenzar la obra el director se va, todos. Solo quedan los actores. El medio del actor es en el escenario. El medio del director es la película. La televisión es el medio de los productores. Por fortuna los actores pueden trabajar en los tres medios. Es importante entender que lo que hacemos en el escenario en vivo es tener sexo con el público”.

Peter definió la actuación en el escenario de manera íntima, como una relación sexual entre dos personas: “Cuando hablo con actores de teatro les recuerdo eso: es el sexo, la conexión. Un ejemplo que utilizo, descriptivo, es este: Si la escena requiere lágrimas, uno no debe llorar. Hay que trabajar al público hasta que escuchamos el primer sollozo. Entonces sí soltamos la primera lágrima. Pero si lloramos antes del primer sollozo, pues te van a dejar llorar por ellos. No hay relación, está quebrada. Es un ejemplo, pero incluye todo tipo de trabajo desde el escenario con público en vivo”. Diego Luna bromeó sobre el tema: “Para quedar claro: ¿estamos teniendo sexo con la gente?”, a lo que el actor aclaró: “¡Yo tengo protección!”.

De la mano con "Easy Rider"

Tras la entrevista pública de Diego Luna a Peter Fonda se proyectó “Easy Rider”, cinta icónica en la filmografía del actor, de la que también escribió el guion y produjo: “Estaba frustrado porque no había cintas sobre mi generación, que hablaran de los problemas que teníamos. No pensé ‘Oh, no hay películas así, debería hacer una’”. Continuó platicando sobre el contexto en el que surgió “Easy Rider”: “Supe que esta cinta iba a cambiar todo, a sacudir la jaula. Y así lo hizo. Estoy muy feliz de que esta pequeña idea que tuve en Toronto en 1967 se convirtió casi exactamente en la historia que verán en pantalla”. De “Easy Rider”, Diego Luna dijo: “El cine independiente no se comprendería sin ‘Easy Rider’”.

Un momento emotivo, donde Peter estuvo cerca del llanto, fue hacia el final de la sesión, donde le preguntaron sobre sus mayores satisfacciones en la pantalla grande y el escenario: “Interpreté a un apicultor en ‘El oro de Ulises’. Es muy conmovedor para mí… Nunca me picaron (las abejas)”, dijo con voz entrecortada: “Trabajé escenas sin guantes, y nunca me picaron: tenía compasión por las abejas, son capaces de sentirlo. No estamos separados de todas las cosas”.

Opina sobre los recientes Oscar

Sobre la polémica de la última entrega de premios Oscar, donde días previos se anunció que las categorías de Edición y Fotografía se entregarían durante los comerciales en la transmisión en vivo, Peter dijo: “No somos nada sin la fotografía, no hay historia sin editores. Muchos actores como yo nos enojamos mucho, atacamos a la Academia. Yo le dije al presidente por correo: Edición y la fotografía son el alma, son la esencia del cine, todo lo demás viene del teatro”.

Suplemento Tapatío

Temas

Comentarios