Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Octubre 2019
Economía | Autos

Mazda tiene lista su nueva SUV hecha en México

El nuevo vehículo está por salir a la venta y se colocará entre el CX-3 y el CX-5 en el portafolio de la marca japonesa

Por: César Cerda

Mazda tiene lista su nueva SUV hecha en México

Mazda tiene lista su nueva SUV hecha en México

El crecimiento de la demanda de vehículos utilitarios familiares ha tenido una respuesta de la mayoría de las marca, pero tal vez una de las más sólidas sea la nueva propuesta de Mazda con el nuevo CX-30. Este SUV compacto tendrá un buen nivel de equipo y seguridad, con el extra de que se producirá en la planta de la marca en Salamanca, Guanajuato.

En la parte de diseño se observan rasgos reconocibles de la firma nipona, desde una frontal con una vasta parrilla y cofre, además de ornamentos cromados y faros un tanto alargados.

Laterales robustos y con molduras en la parte inferior de la carrocería, así como una parte posterior abultada y con grupos ópticos adelgazados, para una apariencia que pretende orientarse hacia la sofisticación y elegancia.

Al interior se le reconoce por la arquitectura que Mazda utiliza en su catálogo actual, con trazos que se orientan hacia el conductor y una ya distintiva pantalla “flotante”, aunque con toques más modernos en general. Dependiendo de la versión, las vestiduras podrán ser de piel o tela, con acentos de aluminio e insertos en negro satinado, para un conjunto que repite la premisa de sofisticación.

Las amenidades de este nuevo producto serán generosas, pues desde la versión base se encuentra una pantalla con mandos centrales y en el volante, con conexión a Bluetooth y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, así como mandos eléctricos, sensores de reversa, rines de aluminio de18 pulgadas, quemacocos, llave inteligente y sensor de lluvia, pero en la versión tope se pueden agregar las vestiduras de cuero, luces direcionables, cámara de reversa y sonido Bose de 12 bocinas.

La seguridad es diversa, con siete bolsas de aire, frenos ABS, control de estabilidad, espejo retrovisor electrocrómico, sistema de control de tracción y alerta de tráfico cruzado y monitor de punto ciego para la versión tope.

Una sola motorización será la que llegue a México, y se trata del motor de cuatro cilindros y 2.5 litros, que tendrá una potencia de 189 caballos de fuerza y torque de 186 lb-pie, mismo que seguramente hará dupla con la caja automática de seis velocidades con modo Sport integrado.

Serán dos las versiones que se comercialicen en México a partir de noviembre, la primera denominada i-Sport 2WD de 424 mil 900 pesos, seguida de la versión de mayor equipo, la iGT 2WD, con una etiqueta de 454 mil 900 pesos.

Temas

Lee También

Comentarios