Jueves, 02 de Julio 2020

Ciudadanos prefieren fabricar cubrebocas de tela; hacen larga fila en mercería

La única mercería abierta en el Centro de la ciudad reporta que han aumentado las ventas de elástico

Por: Yunuen Mora

Hubo quienes llegaron a la mercería 30 minutos antes de que abrieran para hacer fila. EL INFORMADOR / F. Atilano

Hubo quienes llegaron a la mercería 30 minutos antes de que abrieran para hacer fila. EL INFORMADOR / F. Atilano

EL INFORMADOR / F. Atilano

EL INFORMADOR / F. Atilano

EL INFORMADOR / F. Atilano

EL INFORMADOR / F. Atilano

Los altos costos de los cubrebocas desechables, que llegan a los 10 pesos cada uno, provocados por la emergencia sanitaria de COVID-19, aunado a su uso obligatorio en la Zona Metropolitana de Guadalajara, provocó que cada vez más ciudadanos busquen hacer el propio.

Una de ellas es Isela Pérez, quien llegó a la única mercería abierta en el Centro de la ciudad, 30 minutos antes que abrieran para hacer fila.

Voy a hacer unos 30, para mi familia. Soy asmática, todo el tiempo los uso y siempre los compraba, pero ahorita no hay y los que hay son desechables y caros. Me conviene más hacerlos de tela”, dijo.

Además, trabajadores del lugar señalaron que las ventas de materiales como elástico para cubrebocas ha aumentado, aunque los clientes se tienen que formar, tomando distancia entre ellos, frente a la tienda, pues el ayuntamiento no les permite aglomeraciones.

También, como parte de las medidas que tomaron con los clientes, solo dejan entrar a uno o dos y les dan alcohol en las manos antes de ingresar.

Luz Elena Zedeño también asistió con el mismo objetivo, no solo para su familia, sino también para vender por encargos, pues es costurera en Tlajomulco, donde vive.

“Hago para mi familia y quienes me piden, para también ayudarme económicamente porque me ha bajado muchísimo (el trabajo) por el Coronavirus y viendo la oportunidad de hacer esto, ¿por qué no? Es un gasto estar comprando desechables”, compartió.

También hubo quienes aunque no llegaron a la mercería con ese fin, sí compraron para no gastar en más desechables.

Luisa es una de ellas, pues asistió para obtener hilos y hacer decoración para su casa, pero al ver que varios llevaban tela y elástico para cubrebocas también quiso hacerlo.

“Estará perfecto hacerle a mi familia porque me cuestan hasta 10 pesos los desechables. Es un negociazo lo que están haciendo y hacerlos en casa es una ventaja”, afirmó.

NR

Coronavirus

Temas

Lee También