Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 13 de Noviembre 2018

Porto y Benfica animan la lucha por el título

Los Dragones alcanzan en puntos al Sporting de Lisboa tras empatar a cero con las Águilas
 

Por: El Informador

El mexicano Héctor Herrera (izquierda) estuvo a punto de marcar la diferencia al mandar el balón a la red, pero el gol fue anulado por el árbitro. EFE/J. Coelho

El mexicano Héctor Herrera (izquierda) estuvo a punto de marcar la diferencia al mandar el balón a la red, pero el gol fue anulado por el árbitro. EFE/J. Coelho

El empate a cero firmado en el Clásico Portugués entre el Porto y el Benfica (ambos equipos tienen en sus filas a mexicanos), anima la lucha por la Liga portuguesa a la que aspiran con los mismos puntos los Dragones y el Sporting de Lisboa.

El Porto salió al campo con el mexicano Héctor Herrera como capitán, mientras que Diego Reyes observó las acciones desde la banca y sus compatriotas Miguel Layún y Jesús Corona no formaron parte de la convocatoria.

 Por las Águilas, el delantero Raúl Jiménez ingresó al minuto 85, justo después de la expulsión de su compañero Andrija Zivkovic, quien vio dos tarjetas amarillas en menos de cinco minutos.

El partido en casa de los Dragones acabó por ser la oportunidad desperdiciada de los anfitriones, que cuentan ahora con 33 puntos, seguidos del Sporting de Portugal, que suma también 33 al vencer al Belenenses (1-0) y del Benfica con 30 unidades.

El Benfica empezó fuerte con la primera tensión para el portero titular del Porto, José Sá, en el minuto 3, en el que tuvo que posicionarse deprisa para evitar un cabezazo de Jonas que estuvo a punto de abrir el marcador.

Pasados 10 minutos, sin embargo, ambos equipos comenzaron a equilibrar sus fuerzas.

A medida que se acercaba el descanso, el Porto fue consiguiendo romper el juego del Benfica, y Varela, cada vez más tenso en la portería de las Águilas, se vio por poco con un gol en contra.

Los aficionados del Porto llegaron a cantarlo en el 57’, a un remate de Héctor Herrera que dio en la red pero que fue anulado por posición irregular de Aboubakar muy discutida con el árbitro.

Tras la expulsión de Zivkovic (76’) y Otávio (78’) el ritmo se incrementó, siendo para los benfiquistas especialmente importante la ocasión que tuvieron en el 85’, cuando Krovinovic remató lo que parecía un claro gol hasta que José Sá realizó una parada espectacular.

Fue casi el único gran momento de peligro para el Porto en todo el partido.

El último tiro fallido del Porto a la portería rival llegó en el 93 por obra de Marega, que se llevó las manos a la cabeza en un gesto desconsolado que resume el sentir de los aficionados blanquiazules.

Temas

Lee También

Comentarios