Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Julio 2018

Mucha pasión... pero están lejos de Liguilla

Almeyda vive al máximo en su área técnica, corrige sobre la marcha, pero los resultados esperados no llegan

Por: El Informador

Desesperado. Al finalizar el partido Matías Almeyda comentó que lo justo hubiera sido el triunfo para su equipo. MEXSPORT

Desesperado. Al finalizar el partido Matías Almeyda comentó que lo justo hubiera sido el triunfo para su equipo. MEXSPORT

En la mayor parte de los partidos de su equipo está parado. Matías Almeyda vive de una manera especial el futbol, poco le falta para meterse al campo y por pasajes del encuentro, la desesperación le gana cuando a los suyos no les salen las cosas.

“Lamentarnos no sirve, hay que mirar para adelante. Los penales se pueden concretar o fallar, hay que tener personalidad como Alanís para tirar”.

Siempre busca estar cerca de sus jugadores que pasan por la banda para darles indicaciones. Su pasión va más allá de un simple técnico, está siempre activo, arengando, gritando, reclamando un mal pase, indicando por dónde debe ir la jugada y siempre en la línea del reglamento, en la orilla de su zona técnica.

Ante Pumas hubo momentos de desesperación, hasta que llegó el tanto del empate. Aplaudió la reacción de los suyos, así como lamentó que les hayan hecho gol de nueva cuenta, porque no hay partido en la Liga en la que nos les hagan daño y así lo reconoció.

“Hay una realidad. Hemos recibido goles en todos los partidos. Cuando digo que debemos trabajar en corregir errores, me refiero a corregir los errores. Estamos trabajando lo que es la contundencia, porque nos hacen goles y nosotros fallamos muchos goles. Esto solamente es insistir. Ese problema se va achicando cada vez más, pero necesitamos mejorarlo rápido porque estamos lejos (de Liguilla)”.

Almeyda marcó el segundo penal, porque en cuanto el jugador de Pumas metió la mano al esférico brincó como expulsado por un cohete; al igual que su banca se fueron directo con el cuarto juez, León Barajas, quien le indicó al central que se debía marcar sanción desde el manchón de penalti.

Derrocha pasión en la banca. El director técnico envía energía positiva al campo, lamentablemente falta el acompañamiento más importante para estar en otra posición en el Clausura 2018 de la Liga MX: el punch ante el marco rival, porque llegan mucho y concretan poco.

La pasión de Almeyda debe permear a la cancha para que les dé la tranquilidad a sus jugadores para que puedan marcar, porque ante Cibao mínimo se perdieron cinco claras de gol y ayer con Pumas, por lo menos tres.

Sin punch no hay Liguilla y de poco sirve la pasión si al final el objetivo no se cumple peleando por el campeonato.

Chivas está tan lejos de la Liguilla, como tan cerca de ser contundente para solucionar sus problemas. Les quedan ocho partidos del torneo regular.

Alejandro Ramírez/Enviado

Oswaldo Alanís no se explica la mala fortuna

Su rostro reflejaba tristeza porque sabía que en sus pies estuvo el gol del triunfo.

El defensor del Rebaño, Oswaldo Alanís, no se explica cómo en un momento tan importante ante Pumas la mala fortuna llegó al tirar el segundo penalti.

La ejecución de la pana máxima al minuto 89 terminó con el balón en las tribunas.

“Se falló el penal, me tocó y no concretamos otras jugadas. Se controla durante todo el partido y se repite lo que ha venido tocando en el torneo”.

El zaguero central no rehuyó a su responsabilidad, lamentó la falla, pero aseguró que no hay tiempo de voltear atrás y lamentarse, porque tienen en puerta otro encuentro en la Concachampions.

“Es difícil estar bien en mi caso, cuando sabes que tienes la oportunidad de ganar en tus pies, cuando sabes que se tiene la necesidad de ganar porque urgen los puntos. Lo que más queremos es meterla, ganar puntos. Decides en instantes, es futbol, hay revanchas y debemos seguir adelante. Así como yo fallé, hemos fallamos más”.

Temas

Lee También

Comentarios