Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 19 de Octubre 2019

Lo bueno, lo malo y lo peor de la semana 15 de la NFL

Equipos siguen con su éxito, mediocridad o fracaso en esta jornada; claro que eso no importa a la hora de hacer la selección para el Pro Bowl

Por: El Informador

170 Yardas y diez atrapadas son los números que ponen a DeAndre Hopkins como el mejor jugador de la jornada.

170 Yardas y diez atrapadas son los números que ponen a DeAndre Hopkins como el mejor jugador de la jornada.

En esta trinchera estamos como Rafa Gorgori, felices y enojados al mismo tiempo y todo se lo debemos a la lista de jugadores seleccionados al Pro Bowl del próximo año.

Para empezar, confirmamos que este asunto del Pro Bowl se trata más de un concurso de popularidad que un verdadero reconocimiento a temporadas excepcionales que han tenido ciertos jugadores a pesar del mal paso de sus respectivos equipos.

Por ello, no nos explicamos cómo jugadores como Andrew Luck o Jared Cook (ala cerrada de los Raiders) no estén en el roster de la Conferencia Americana y sí estén Tom Brady o Travis Kelce, jugadores que ciertamente son estrellas, pero que este año están teniendo una temporada regular en cuanto a números. Eso sí, celebramos la inclusión de otros elementos, que lo tienen más que merecido.

Quizá, si en esta trinchera nos hubiésemos puesto las pilas en la votación, no estuviéramos hundidos en esta situación... bueno, mejor nos guardamos la molestia, al fin y al cabo el Pro Bowl ya se volvió más aburrido que Final de futbol mexicano.

La Figura

DeAndre Hopkins, WR Texans

Así como lo ven calladito, y sin los reflectores que tienen Antonio Moreno o Julio Jones, el autonombrado “Nuke” (por explosivo, según él), está convertido en una auténtica pesadilla para el perímetro de cualquier equipo que enfrente. El sábado, ante los Jets, Hopkins atrapó 10 pases para 170 yardas y dos anotaciones, estadísticas tan increíbles como sus atrapadas.

El Podio

1. Los tienen grandes

A nadie le queda ya decir que Phillip Rivers no es líder y que no es un jugador que toma riesgos. El mariscal de campo de los Chargers demostró que le sobran de aquellos que le faltó a un equipo del futbol mexicano el pasado domingo cuando fue por todo o nada el jueves pasado en Kansas City. La recompensa, su equipo aseguró un lugar en los Playoffs.

2. Adiós sequía

Los Bears de Chicago han sido una grata sorpresa esta campaña y por ello se ganaron un lugar en Postemporada y qué mejor que como campeones del Norte de la Nacional, algo que no lograban desde hace ocho años. Cualquiera que se tope con Chicago en Playoffs tendrá que armarse con rosarios y cuanto rezo se sepa, pues la defensiva está endemoniada y el ataque funciona bastante bien.

3. Todavía aletean

El campeón aún no muere. A pesar de las lesiones y las irregularidades a lo largo de la campaña, los Eagles de Philadelphia tienen prendida aún su veladora y quieren repetir lo hecho el año pasado de nueva cuenta con Santo Nicolás Foles en los controles. La tarea no parece sencilla, pero en la mediocre carrera por el Comodín de la Nacional, todo es posible.

El villano

Al mejor cazador...

Último cuarto, menos de un minuto en el reloj, sin tiempos fuera, una de las mejores ofensivas de la Liga se encamina a empatar el encuentro... y a la figura se le ocurre comerse el reloj y su equipo termina perdiendo, dándole vida al campeón defensor. Pareciera que Todd Gurley tuvo uno de sus lapsos de oscuridad mental al correr hacia el centro y olvidársele que tenía que salir del terreno de juego para que los Rams tuvieran posibilidades de igualar ante los Eagles. No hay duda de que a veces hasta al más brillante jugador se le van las cabras en los momentos más inoportunos.

¿Te aviento el pañuelo?

1. Pidan un deseo

Hace no mucho, las posibilidades de encontrar oro al final del arcoiris eran mayores que ver a los Patriots perder en diciembre; sin embargo, esa utopía ya la pudimos ver en semanas consecutivas y ahora podemos poner sobre la mesa que el imperio del mal de Tom Brady y Bill Belichick está por llegar a su fin, gracias a las derrotas contra Miami y Pittsburgh.

2. ¿Qué pasó amiguitos?

Todos los aficionados de los Cowboys de Dallas se hacían ya campeones del Super Bowl luego de sus cinco victorias consecutivas hasta que Andrew Luck y los Colts los aterrizaron a su realidad. El equipo Dallas fue humillado en Indianápolis y blanqueado por primera vez en 15 años.

3. Volviendo a las andadas

Jacksonville y Washington estaban dando una exhibición merecedora al peor juego del año, muy similar a lo que pasa en las canchas de futbol mexicano, hasta que los Redskins se pusieron las pilas y aterrizaron en su triste realidad a los Jaguars, a los que ya parece darles igual lo que pase, que ni sus figuras se preocupan por el tambaleante futuro de su entrenador.

El Meme

 

Temas

Lee También

Comentarios