Lunes, 29 de Noviembre 2021

La nueva gloria de Bielorrusia

Aryna Sabalenka con apenas 23 años, es el presente y futuro del tenis bielorruso 

Por: El Informador

Imponente. Al ser la número 2 del ranking mundial de la WTA, Sabalenka disputará el AKRON WTA Finals como la mejor sembrada del cuadro. AFP/ H. Vivas

Imponente. Al ser la número 2 del ranking mundial de la WTA, Sabalenka disputará el AKRON WTA Finals como la mejor sembrada del cuadro. AFP/ H. Vivas

Aunque hace algunos años tuvo a Victoria Azarenka como su mayor representante, ahora Bielorrusia tiene a la joven Aryna Sabalenka como su máxima gloria en la actualidad del deporte blanco.

Sabalenka es poseedora de un poderoso servicio y una potencia de golpeo increíble, cualidades que le han valido para llegar a ubicarse en el segundo lugar del ranking mundial de la WTA con apenas 23 años de edad.

Sólo en esta temporada Sabalenka ha conseguido un par de títulos singles en Abu Dhabi y Madrid, pero desde 2018 a la fecha ya ha logrado alzarse como campeona en 10 oportunidades.

Más allá de su trayectoria en la categoría de singles, Aryna Sabalenka también tiene un palmarés importante en dobles, ya que la bielorrusa ha triunfado en escenarios de la talla del Australian Open, Indian Wells o el US Open.

En esa modalidad su primer título llegó en 2017 en Taipéi, esto en pareja con Veronika Kudermetova.

A lo largo de esta temporada Aryna tiene récord de 45 triunfos por 15 derrotas, y durante toda su carrera ostenta la loable cifra de 270 victorias por 135 descalabros.

Creyente del horóscopo chino

Además de su agresiva forma de jugar, otra cosa que distingue a Sabalenka es el tatuaje de tigre que lleva en el antebrazo izquierdo, mismo del que ha declarado en repetidas ocasiones que se lo hizo debido a que nació en 1998, que según el horóscopo chino es el año de este imponente felino.

“Creo que voy empezar a responder esta pregunta cada torneo, pero aquí va. Me lo puse cuando tenía 18 o 19 años, creo 18, y es un tigre porque nací en el año del Tigre. Ese fue el primer y único tatuaje que tengo, no quiero otro. Espero no ponerme otro”, declaró la tenista bielorrusa.

MQ
 

Temas

Lee También