Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 24 de Septiembre 2018

Gran Premio de Singapur, a matar o morir

El británico Lewis Hamilton, con 30 puntos de ventaja sobre Vettel, buscará dar un paso casi definitivo rumbo a otro título mundial 

Por: El Informador

El circuito callejero de Marina Bay se encuentra listo para la celebración del Gran Premio de Singapur. EFE

El circuito callejero de Marina Bay se encuentra listo para la celebración del Gran Premio de Singapur. EFE

Tras el desastre que fue para unos, pero la gloria para otros, el Gran Premio de Italia queda en el pasado para dar paso al Gran Premio de Singapur, la decimoquinta fecha de la temporada 2018 de la Fórmula Uno que se corre en el trazado callejero de Marina Bay.

La fase europea del calendario ha quedado atrás y después de ésta la categoría sigue siendo encabezada por Lewis Hamilton, quien tras lo ocurrido hace un par de semanas en Monza lidera el campeonato por una diferencia a favor de 30 puntos, cifra que luce muy cuesta arriba para Sebastian Vettel y Ferrari.

Y no es para menos. Hace un año, el piloto alemán se encontraba en una posición similar y tuvo la oportunidad de hacer más cerrada la batalla una vez que obtuvo la pole en Marina Bay, pero un error en la salida, en la que terminó chocando con su coequipero Kimi Raikkonen y con Max Verstappen, de Red Bull, terminó por darle la victoria a Hamilton.

Ese suceso dictó el camino para el resto de la temporada, pues de una diferencia de tres puntos, Hamilton se despegó a 28 de Vettel y terminaría ganando el campeonato.

Ahora, el británico busca dar un golpe similar y no uno de suerte como en aquella ocasión. De ganar en Marina Bay, el piloto de Mercedes tendría poca resistencia hacia su quinta corona en lo que resta del calendario, y asestar ese golpe a Vettel y al equipo italiano es uno de los objetivos para el actual campeón este fin de semana.

Del otro lado, el ambiente será distinto, debido a la semana que se ha vivido al interior de la Scuderia. Kimi Raikkonen vive sus últimos momentos como piloto del Cavallino Rampante y sin lugar a dudas no se quedará con las ganas de ganar una última carrera enfundado de rojo, aunque bien esto podría ocurrir cuando Vettel no tenga mayor oportunidad de luchar por el campeonato.

Aun así, no hay dudas de que este Gran Premio de Singapur estará plagado de drama, así como lo ha sido durante gran parte del campeonato. No hay que olvidar que un ingrediente que abona al espectáculo es que esta carrera se corre de noche y las calles de Singapur se llenan de luz artificial para ver una competencia de 61 vueltas sobre un trazado de 5.063 kilómetros, que es uno de los más exigentes de todo el calendario.

Crashgate

El primer GP en la historia de Singapur se corrió en 2008 y fue ganado por Fernando Alonso, en ese entonces en Renault, pero la victoria llegó por situaciones turbias. En la vuelta 13, Nelson Piquet Jr., coequipero de Alonso, se estrelló contra el muro, forzando la salida del Safety Car. Alonso había parado en pits unas cuantas vueltas antes y los demás pilotos tuvieron que entrar a recargar combustible y cambiar neumáticos con el Safety Car en pista. Eso le permitió a Alonso subir posiciones (salió en el sitio 15) y eventualmente ganar la carrera. Un año después, Piquet admitió que el accidente fue intencional y lo provocó por órdenes de equipo para darle el triunfo al piloto español. Flavio Briattore y Pat Symonds (quienes tenían a cargo a la escudería) fueron excluidos de la Fórmula Uno de por vida a consecuencia del complot.

Bombero improvisado

En la edición de 2010, el finlandés Heikki Kovalainen cambió de rol, al pasar de piloto del equipo Lotus a bombero, esto luego de haber tenido un contacto con Sebastien Buemi que le rompió una válvula de combustible al coche del finlandés. Cerca del muro, el auto fue envuelto por las llamas y Kovalainen, con un extintor prestado por un mecánico de Williams, apagó el fuego.

Temas

Lee También

Comentarios