Domingo, 14 de Abril 2024

El rugby y la persistencia

Yusef Farah trabajó duro para destacar a nivel nacional, pero ahora tiene en mente un nuevo reto en su carrera deportiva

Por: El Informador

Yusef Farah tiene como objetivo llegar a integrar la Selección Nacional de rugby. EL INFORMADOR / D. Reos

Yusef Farah tiene como objetivo llegar a integrar la Selección Nacional de rugby. EL INFORMADOR / D. Reos

La historia de Yusef Farah es tan atípica como plausible, pues a pesar de que llegó a ser un judoca de Selección Nacional, hoy en día sueña con representar a México en un deporte totalmente diferente: el rugby.

Su  naturaleza hiperactiva y su familia amante de la actividad física lo llevaron a practicar diversas disciplinas desde que era niño, pero fue justo a los 14 años cuando quedó enamorado del judo, un deporte en el cual los primeros cuatro años no logró ganar un solo combate, pero que después le permitió ser seleccionado nacional en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

“Mi historia en judo es un poco fuerte, porque cuando entré era un chavo que padecía de bullying, hiperactivo y medicado por mi déficit de atención. En ese momento sentía que no tenía amigos, pero además, los primeros cuatro años de judo fueron muy difíciles porque perdí cada una de mis peleas: me lesionaron, me lastimé y me desmayaron en varias ocasiones por no rendirme.

“Después del cuarto año le hablé a mi mamá para decirle que gané mi primera pelea en Veracruz. Tardé siete años para ser campeón nacional, pero mi entrenador me hizo ver en qué estaba fallando”.

Y es que Yusef, quien es tapatío, pero entrenaba inicialmente en Colima, tomó a bien el consejo de Cristóbal Aburto, ex atleta olímpico por México quien le recomendó duplicar sus horas de entrenamiento con el fin de ganarse un lugar entre los mejores del país.

“Dupliqué mis horas de entrenamiento y logré ser tercer lugar nacional. Después ya entrenaba siete horas al día y logré ser campeón nacional. Ahí me di cuenta de que todos somos iguales, pero hay algunos que tienen talento y otros deben trabajar más duro para llegar. Yo soy fiel creyente de que con la disciplina se puede llegar a donde se quiere”.

Esa dedicación de Yusef lo llevó a disputar torneos tan importantes como los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, pero por desgracia para él, todo daría un giro repentino de cara a la Universiada Mundial de Taipéi 2017.

“A 20 días de esa Universiada me rompo la rodilla y me quedo sin poder asistir. Fueron momentos complicados tanto en lo personal como en lo deportivo y monetario, pero afortunadamente pude salir a flote gracias a que poco tiempo después surgieron nuevos retos en mi vida”.

Ahora, luego de un par de años y con una popularidad mayor debido a su participación en el programa televisivo Exatlón, Yusef Farah encara un reto más dentro de su historia: “Quiero llegar a la Selección Nacional de rugby, es mi nuevo sueño y sé que puedo conseguirlo”, finalizó. 

Paso al costado

Yusef Farah dejó a un lado la Selección de judo debido a que no estaba dispuesto a mudarse a la Ciudad de México para concentrarse en la Conade, situación que era casi un requisito. 

Temas

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones