Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018

Deportes

Chivas, más por amor propio

Expertos coinciden en que un triunfo ante el América serviría mucho para darle la vuelta a un mal torneo

Por: El Informador

Los entrevistados coindicen en que, en un Clásico, los números no cuentan. MEXSPORT

Los entrevistados coindicen en que, en un Clásico, los números no cuentan. MEXSPORT

En el Clásico Nacional, Chivas es el equipo que mayor obligación tiene para ganar y no luce como algo descabellado, apuntan los analistas consultados, quienes coinciden que el Guadalajara no ha jugado de la manera en la que los números lo reflejan y un triunfo ante el odiado rival serviría mucho para darle la vuelta a un mal torneo.

Para el análisis Rafael Ramos, analista de ESPN Rubén Rodríguez, analista de Fox Sports Marco Cancino, analista de TDN Édgar Martínez, director de Univisión Deportes Sergio Lugo, director técnico
¿Qué se puede esperar de un Clásico tan disparejo en números? La disparidad en números, en un Clásico, lleva a una paridad de esfuerzos. Chivas sale a un escenario dramático, más que de vida o muerte, de vida y muerte. No sería el primer Clásico Nacional en el que los ratones se despachen al gato… Responsabilidad, carácter y deseo de mantener o recuperar el prestigio. Aquí hay necesidad de parte de un equipo por ganar (Chivas), porque de lo contrario se le va la Liguilla y sumarían su segundo fracaso consecutivo al no entrar a la fiesta y del otro lado la responsabilidad de mantener el paso y la estrella en el pecho de eliminar y humillar al rival odiado. Un partido que más allá del análisis, sea intenso de principio a fin, dos equipos con realidades diferentes pero que de parte de Chivas transcurra en el intento de nivelarlo gracias a la práctica de buen futbol y otra gran dosis de amor propio. Que sea un gran juego. Los números no son el reflejo de lo que ha ocurrido en la cancha. Chivas no ha jugado tan mal como sus estadísticas lo señalan. La combinación de estilos, junto a la necesidad imperiosa de Chivas por ganar, harán que sea un juego espectacular. Los números no cuentan en un Clásico, cualquiera puede ganar y Chivas tiene la maravillosa oportunidad de darle una gran alegría a la afición. Yo jugué más de 30 clásicos y varios los ganamos cuando América era superior, el ejemplo más claro es el de la bronca de 1982 cuando nos ganan acá la ida y nadie creía que pudiéramos ganar la vuelta y lo hicimos 3-0.
¿A quién le sirvió más la goleada de Concachampions? A ninguno. Chivas se engañaría si piensa que encontró su arsenal porque goleó a una defensa distraída y resignada. América sabe que ante Chivas encontrará menos respiro que el que le dio el asustado Saprissa en el juego de ida. Sin duda a Chivas, quien revuelca sus fantasmas y ubica sus pensamientos al tiempo de retomar confianza en el área rival. Chivas no tenía gol y lo encontró, y dejando de lado al rival, lo más importante es el momento, ya que de no golear, la presión y obligación sería el doble. Sin duda que a Chivas. Volver a meter una gran cantidad de goles, independientemente de la calidad del rival, te alimenta en confianza. La obligación de avanzar ante el débil Cibao estaba ligada a un global abultado que al final sucedió. Confianza que no significa que el mal trago del semestre haya quedado atrás. A Chivas, sin duda. Guadalajara estaba necesitado de un triunfo en casa para revalidar su localía, tan lastimada y poco efectiva en los últimos meses. Chivas recuperó la confianza y el aspecto de motivación que también cuenta mucho. Pero eso debe quedar en segundo término durante los 90 minutos de partido, Chivas sabe que América no tiene nada qué ver con el rival que golearon.
¿Cuáles son los argumentos para que Chivas de la sorpresa? Responsabilidad, compromiso, dignidad, amor propio. Todo eso que les ha faltado en los últimos ocho meses. Como relatan los apóstoles en el Sermón de la Montaña: los mudos hablarán, los ciegos verán, los sordos oirán y los paralíticos… correrán. ¿Sorpresa? Sorpresa no sería si Chivas gana el Clásico. Es un equipo que juega bien, pero tenía pecados por corregir. Hoy la obligación y la necesidad de sumar puntos es más importante que todos los Clásicos juntos. No es devaluar el encuentro, es operar a favor de las obligaciones de una institución grande. Chivas ha jugado mejor de lo que sus números dicen, su gran problema es de contundencia y le ha aquejado desde hace mucho. Tiene talento y desequilibrio y me parece que una buena noche de Rodolfo Pizarro podría ayudarle a alcanzar el objetivo. En ese mismo tenor, tipos como Eduardo López, Isaac Brizuela y hasta el mismo Alan Pulido deben elevar su nivel para no dejar solo al mejor hombre del Rebaño. Apelar a que un Clásico se gana con agallas, más que con buen futbol. Chivas necesita hacer un partido perfecto en defensa; esa será la clave para que aspire al triunfo. Chivas tiene velocidad, una dinámica como pocos en México, tiene desequilibrio en gente como Brizuela, Gael, Orbelín y sobre todo Pizarro que está convertido en un gran jugador; en cambio, tiene que cuidar mucho su defensa y que Michael Pérez no salga de su zona.
¿Chivas puede soñar con un regreso en el torneo si gana el Clásico? Para los jugadores de Chivas la victoria implica una emboscada. Ya no podrán dar menos de lo que muestren ante América en los partidos restantes. Sería humillante y cínico de ellos, que venciendo al líder del torneo, vuelvan a la indolencia e irresponsabilidad de antes. No debe de soñar, debe de ir por él. Chivas es un grande y no se le debe perdonar el fracaso. Hoy debe de vencer al América como sea para sumar puntos que les permitan regresar al objetivo y a donde debe de estar. Chivas no se puede dar el lujo de marginarse y verse menos por los puntos de distancia. Puede soñar, nadie se lo impide. Pero un resultado favorable no le dará la clasificación, necesita acostumbrase a ganar y ese es el reto mayor que tiene el cuadro de Almeyda. Veo lejos una Liguilla, pero todo puede pasar. Absolutamente. Estoy convencido de que el problema de Chivas es más psicológico que futbolístico. Guadalajara necesita recuperar autoestima y confianza en su futbol; ganar el Clásico es lo suficientemente trascendente como para impactar de manera positiva su curva de rendimiento en el torneo.

Temas

Lee También

Comentarios