Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 23 de Abril 2018

Vive la plenitud de su carrera musical

Oscar Luque, contrabajo de la orquesta, habla de su experiencia dentro de la agrupación

Por: El Informador

Oscar Luque. El músico que tiene 17 años de trayectoria; posa afuera del Teatro Degollado. EL INFORMADOR/E. Barrera

Oscar Luque. El músico que tiene 17 años de trayectoria; posa afuera del Teatro Degollado. EL INFORMADOR/E. Barrera

Son 17 años de trayectoria musical a través de su instrumento base, el contrabajo. Se trata del venezolano Oscar Luque de 27 años quien actualmente trabaja para la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ). El músico tiene un contrato de cinco años con el ensamble y justo está por cumplir dos años al servicio de la OFJ. Anteriormente tocaba en la Orquesta Sinfónica de Simón Bolívar con Gustavo Dudamel.

“Yo tuve que salir de mi país por la situación humana y política que se vive allá, ya no puede resistir más, fue difícil dejar mis raíces porque yo nací en el sistema de orquestas de Venezuela con José Antonio Abreu y Gustavo Dudamel, siempre toqué con ellos”. Oscar empezó a estudiar el contrabajo desde los 10 años de edad.

Desde niño se interesó en la música, sus inicios fueron con el rock. “A mi hermano siempre le encantó la percusión. Teníamos un grupo de rock y un amigo de nosotros se nos acercó con una guitarra, ellos necesitaban un bajista, y este amigo me habló del bajo eléctrico y comencé a descubrir mi talento a oído, fui muy rockero de niño y mi mamá y mi papá vieron mi talento y me metieron al sistema de orquestas”.

Señala que son muchos los músicos interesados en el contrabajo, es un instrumento que les interesa a los artistas, pero ahora que está en México no ha tenido la oportunidad de saber cómo está el nivel acá.

“Yo tuve que salir de mi país por la situación humana y política que se vive allá, ya no puede resistir más, fue difícil dejar mis raíces".

Sobre su experiencia con la OFJ asegura ser testigo de una evolución constante de la orquesta. “Ha sido todo muy rápido, se trabaja semanalmente, los repertorios son de muy alto nivel y la forma de trabajar es súper ágil, he visto una gran evolución desde que estoy aquí, la orquesta ha mejorado muchísimo”.

En cuanto a las diferencias y similitudes que él nota entre la OFJ y la Simón Bolívar, explica que ambas tienen un alto nivel. “Las dos orquestas son muy profesionales, la Simón Bolívar siempre tiene una agenda súper apretada y la visitan directores de muy alto nivel, la exigencia es bárbara también”. Sobre la multiculturalidad que hay al interior de la OFJ destaca que esa es una cualidad del ensamble.

“Las dos orquestas son muy profesionales, la Simón Bolívar siempre tiene una agenda súper apretada y la visitan directores de muy alto nivel, la exigencia es bárbara también”.

“Yo siempre he pensado que eso enriquece en cualquier parte del mundo, en Venezuela la Bolívar es nacional, pero siempre que he visitado orquestas como la de Berlín y la de Viena, siempre hay músicos de muchas nacionalidades, la mezcla siempre es buena, casi nunca es negativa”. Precisamente Oscar ha tocado para la Orquesta de Berlín y como solista ganó el primer lugar en Japón en una competencia con su instrumento y el segundo lugar en Estados Unidos.

“La carrera de músico no sólo se enfoca en orquesta, siempre es bueno tocar de solista, me encantaría conocer orquestas en todo México, pero todavía no he hecho los contactos requeridos que se necesitan para eso”. Tiene la confirmación de que a inicios de marzo tocará en el Degollado en un concierto con repertorio de Eduard Tubin, “un concierto muy difícil, de muy alto nivel y de mucha resistencia técnica”.

Temas

Lee También

Comentarios