Viernes, 18 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Cultura

Un vistazo a la historia del jazz en la región

Nathalie Braux explora la historia del género en el libro “Los desafíos del jazz en Jalisco”
 

Por: El Informador

NATHALIE BRAUX. La artista buscó en las profundidades de la historia musical en Jalisco para encontrar cómo ha sido la evolución del jazz. EL INFORMADOR/ARCHIVO

NATHALIE BRAUX. La artista buscó en las profundidades de la historia musical en Jalisco para encontrar cómo ha sido la evolución del jazz. EL INFORMADOR/ARCHIVO

La clarinetista Nathalie Braux publicó “Los desafíos del jazz en Jalisco” (Editorial Universitaria), un libro en el que presenta su investigación sobre el jazz en la entidad. La primera curiosidad de Nathalie por la historia del jazz jalisciense fue en 2001, “cuando hubo muchos conciertos de beneficio para apoyar a Carlos de la Torre, pianista de jazz. Surgieron muchos conciertos con músicos que ya no se presentaban para tocar jazz, no los ubicaba. Tenían un muy buen nivel, yo diría que a la altura nacional e internacional. Me preguntaba por qué ya no estaban en la escena del jazz. Me quedó la pregunta en la cabeza, al pasar los años me quedó la duda: ¿por qué no?”.

En 2014 comenzó a trabajar en el proyecto, de donde surgió también el documental de Jorge Bidault  titulado “Jericajazz. Jazz en tierra mojada”, del cual fueron coguionistas: “Me di cuenta de que había músicos veteranos del jazz que nadie escuchaba”. Originaria de Francia y con varios años de residencia en Guadalajara, Nathalie planteó el libro como complemento del documental: “Pensaba que el libro podría ser una meta un poco más didáctica. Pensaba que se dirigía más a estudiantes, por eso hice un resumen de la historia del jazz, en el segundo capítulo contextualicé el jazz jalisciense en el jazz mexicano, en el tercer capítulo abordé la historia de Jalisco. En realidad quienes pensaba que eran pioneros no lo eran, había que regresarse hasta los años veinte”.

Una fuente para su investigación fue la hemeroteca de EL INFORMADOR, donde encontró muchos datos sobre los conciertos de la época. Una sede constante de las presentaciones de jazz fue el ahora Teatro Jaime Torres Bodet, por ejemplo. Durante los años setenta un grupo que tuvo mucha continuidad fue el quinteto de jazz del Departamento de Bellas Artes (antecesor de la Secretaría de Cultura): “De 1971 al 80 estuvieron muy activos tocando para el Estado, que los mandaba a muchas partes. Los otros músicos que no eran empleados asalariados estaban en el día a día. Pero había momentos con un apoyo institucional muy fuerte y muy claro, con una dirección artística que apoya el jazz, y en otros momentos no”.

Música que se arraigó en la sociedad  

En general, en los decenios recientes el jazz tuvo varios altibajos: “En 1984 hubo una devaluación muy importante, eso cambió muchas cosas, la gente salía un poco menos, gastaba menos. Otra de las otras razones es la cuestión de la moda. Un músico es rarísimo que toque un estilo: unos eran músicos de orquesta, o tenían un grupo versátil, música para bailar. Por ejemplo está 39.4, un grupo de jazz fusión que algunos lo consideraban más rock: cuando llega la moda del disco ellos están un poco relegados porque ya no eran tocadas como antes, la gente prefería estar en un lugar, en una discoteca cerrada”.

Pero los antecedentes del género en la capital de Jalisco se remontan más atrás: “El jazz curiosamente se escuchó en Guadalajara desde los principios del jazz, cuando era música de baile. La gente estaba bailando con el jazz, fue la misma historia en Estados Unidos. Cuando cambia la moda del baile al chachachá, al mambo y después a la música disco, el jazz ya era el baile de los viejitos. También en los sesenta estuvo el movimiento del rock, con eso muchos jóvenes escuchándolo más, y menos jazz. Pero a partir de los años sesenta hubo esfuerzos por difundir el jazz en Guadalajara, con conferencias de maestros compositores”.

La situación actual del género

En la actualidad la apertura en los medios de comunicación electrónica ha dotado de mayores posibilidades para el género: “La situación cambió con el acceso al internet, ya no hubo el límite de lo que ofrecían en las tiendas. Hay que darle sus laureles a la Fundación Tónica al organizar los seminarios, al momento de tener educación del jazz hay una difusión más importante”.

“El hecho de que la mayoría de los maestros hayan sido extranjeros le dio cierto prestigio, pero buenos músicos siempre ha habido en Jalisco, la semilla no es el problema”, remata.

JL

Temas

Lee También