Lunes, 05 de Diciembre 2022

LO ÚLTIMO DE Cultura

José María Arreola, el sacerdote que predijo un enjambre de sismos en Jalisco en 1912

José María logró predecir con exactitud los sismos que se registraron en Jalisco entre junio y agosto de 1912, revelando el día y la hora exacta en que sucederían

Por: Mariana Aracely Sánchez Gutiérrez

Arreola ya se había atrevido a predecir sismos en su natal Zapotlán, por lo que las predicciones que realizó en 1912 sirvieron también como confrontación a las que ya había realizado y de las cuales quedaron registro. ESPECIAL/ https://www.gob.mx

Arreola ya se había atrevido a predecir sismos en su natal Zapotlán, por lo que las predicciones que realizó en 1912 sirvieron también como confrontación a las que ya había realizado y de las cuales quedaron registro. ESPECIAL/ https://www.gob.mx

Luego de que en México se han venido presentando numerosos sismos en diferentes estados, y aunque hasta nuestros días ha sido imposible predecirlos por el método científico, el día de hoy revivimos el curioso y a la vez insólito momento en que el sacerdote, vulcanólogo y físico jalisciense, José María Arreola (1870- 1961), logró predecir con casi total exactitud un "enjambre" de sismos que azotó a Jalisco en la década de 1910.

Enjambre de sismos en Jalisco

Conocido por sus aportaciones en el campo de la astronomía, la vulcanología y la geología en México, Arreola, quien fue ordenado como sacerdote en 1893 por el Arzobispo Pedro Loza, logró predecir en 1912 una serie de sismos que azotaron al estado jalisciense. 

Tiempo atrás, Arreola ya se había atrevido a predecir sismos en su natal Zapotlán, por lo que las predicciones que realizó en 1912 sirvieron también como confrontación a las que ya había realizado y de las cuales quedaron registro.

José María logró predecir durante varias semanas los diferentes sismos que se registraron en Jalisco entre junio y agosto de ese mismo año, sin temor a equivocarse en revelar el día y la hora exacta de los hechos. A esta serie de movimiento telúrico los denominó "enjambre de sismos".

Lo increíble sucedió, y cada uno de ellos se cumplieron, como si se tratara de una profecía, causando gran pánico entre la población jalisciense, lo cual, a su vez, causó el enojo del Gobernador del estado, Alberto Robles Gil, el cual solicitó que ingenieros venidos de México desacreditaran las predicciones del clérigo.

En los periódicos de la época incluso se pueden atestiguar los estragos de los sismos predichos por Arreola, así como la manera en cómo la sociedad se dividió entre los que apoyaban lo dicho por José María y los que continuaban esperando a que dejara de temblar. Todo mientras el gobierno de Robles Gil culpaba del despoblamiento de la capital jalisciense al padre Arreola, al grado de ordenar su destierro de la entidad.

El sismo determinante

Pero aún faltaba uno por cumplirse, quizá el más memorable.

"Guadalajara acaba hoy", se anunciaba en los periódicos de la capital luego de que el sacerdote pronosticara que el martes 06 de agosto de 1912 a las 3 de la tarde temblaría en la ciudad. Incluso, se sabe que varias familias abandonaron la capital para evitar a como diera lugar el fenómeno natural.

El padre José María "había dicho ‘el día seis de tal mes va a temblar a las tres con quince minutos’. Afuera de su casa estaba el gremio periodístico, ahí esperando, y él se salía muy tranquilamente en su bicicleta. Decían ‘bueno, no va a temblar; ¡ya se nos va el padre Arreola y ¿qué va a pasar con el temblor?!’”, narra entre risas la catedrática de la Universidad de Guadalajara (UDG) y sobrina de este icónico personaje, Catalina Arreola.

“Hay crónicas periodísticas”, retoma su sobrina nieta “donde dicen ‘El gobernador está feliz porque no se ha sentido el sismo; está echando pestes contra Arreola’, y ahí está el movimiento sísmico, a los dos segundos de retraso de que había dicho él que iba a temblar”, subraya. 

Con esto, el clérigo y científico había logrado predecir cada uno de los temblores de lo que él denominó "enjambre sísmico". 

MS

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones