Lunes, 23 de Mayo 2022

LO ÚLTIMO DE Cultura

Cultura | Música

Recomendaciones para disfrutar una ópera por primera vez

Si tienes una lista de aquello que es necesario hacer antes de morir, deberías agregar el poder disfrutar de una buena ópera; para lograrlo compartimos algunas recomendaciones:

Por: Christian Pérez

La historia de la ópera abarca los últimos 500 años. ISTOCK GETTY IMAGES/Iza Habur

La historia de la ópera abarca los últimos 500 años. ISTOCK GETTY IMAGES/Iza Habur

Estamos todos de acuerdo en que: para apreciar cualquier cosa debemos reconocer su valor, y en la ópera vaya que sobra, pues no solo se ejecuta a través del canto de voces que se han perfeccionado con años de trabajo, éstas van acompañadas por una gran orquesta que ejecuta las composiciones de grandes maestros de la música.

A su vez, te vas enterando de trágicas historias o cómicas operetas adaptadas en libretos que se han surtido de grandes temas como la mitología griega y escandinava, tormentosas historias de amor vivas en la literatura y el folclore, así como los escenarios que el romanticismo consideró en su tiempo exuberantes y exóticos tales como el lejano oriente o la gitana y roja España.

Suma lo que tus ojos ven: magníficos o muy creativos escenarios, la coreografía y actuación de los participantes, los vestuarios de cada uno y los juegos de luces y sombras.

Desde hace poco más de 400 años, mucho antes del cine, la ópera conjunta todas las artes para sí: literatura, escénicas, plástica y música.

Compositores y países 

La ópera nació en Italia con Monteverdi, compositor que quiso mostrarnos así el viaje al Infierno de nada más y nada menos que un músico, Orfeo, quien únicamente apoyado de sus notas emprendió en la Antigüedad el rescate de su amada muerta. 

Y no podemos obviar que Monteverdi rima Verdi otro compositor italiano cuyas óperas son referentes del género y adaptaciones de historias de grandes escritores como Shakespeare (Otello) y Alejandro Dumas (La Dama de las Camelias).

Por supuesto, los grandes maestros de la música culta no se quedaron con ganas de incursionar aquí y también crearon icónicas propuestas Vivaldi, Mozart, Haendel y hasta Beethoven con su única pero atronadora ópera Fidelio, se subieron al tren operístico y legaron obras inmortales.

Por su parte, Richard Wagner, monumental, escribió y dio música a maratónicas entregas que son el orgullo de Alemania y vinieron a refrescar, de forma épica, el género.

Las voces

Divas, estrellas e inmortales, los grandes cantantes de la ópera se volvieron celebridades desde que el género comenzó a tomar popularidad.

A pesar de la distancia entre la fama de Billy Eilish y Maria Callas o Renata Tebaldi, la figura de estas últimas aún evocan la distinción y atracción fatal que estas divas con tesitura (tipo de voz) de soprano conquistaron, al tú por tú, con las actrices emblemáticas y los varones más reconocidos que abarcaban los reflectores de su época.

Al otro extremo de la tesitura soprano, tenemos la voz del tenor, o para hacer más familiar la estampa, los tres tenores. Durante la segunda década del siglo pasado descollaron por su talento a nivel internacional las voces de Luciano Pavarotti, Placido Domingo y José Carreras, quienes han interpretado las arias (canciones de ópera) y personajes más emblemáticos de la mitología operística.

Pero si quieres soprenderte aún más respecto al universo de voces y tesituras, has de saber que en la prehistoria de todo este embrollo existieron los castratti, célebres cantantes a quienes sometían a un “oportuno” proceso de mutilación genital en su juventud, para evitar que el crecimiento repercutiera en sus angelicales voces, tristemente célebre es la historia de Farinelli.

¿Con qué empezar?

El buffete es extenso y depende de tu antojo, ubica tu género de película película favorita y, sin problema, acá podrás encontrar su equivalente: ¿terror? Salomé, de Richard Strauss posee cargados matices de este género en su oscura protagonista; ¿Épica? Dale un vistazo a la saga del Nibelungo de Wagner (pero tomate tu tiempo como lo harías para un maratón de El señor de los anillos); ¿Tragedia? Pagliacci, Fidelio, La Traviata; bueno puedes encontrar hasta la versión operística de las tramas que hemos visto en las películas de nuestra infancia, en La Flauta Mágica, nada más y nada menos que de la autoría de Mozart, están los arquetipos que vimos en nuestras primeras aventuras fílmicas.

La ópera hoy

Accesibilidad

Actualmente, como siempre ha sido, la ópera exige recursos para ejecutar sus grandes montajes, así como para acceder a verlos: es costoso y logísticamente  complejo. De hecho, exigen recintos creados exclusivamente para montar óperas, en favor de la acústica y el escenario.

Proyecciones en teatros locales, transmisiones en vivo y videos que quedan guardados en YouTube y otros portales como verdaderos archivos de montajes pasados pero legendarios son perfectas alternativas. 

Ideología

Un gran reclamo a este género ha sido el patrón constante de muertes a sus personajes femeninos en los libretos: Violeta en la Traviata muere, lo mismo con Madame Butterfly, en Rigoletto, Tosca, La Traviata (no son spoilers, esdominio público, como el final de Romeo y Julieta) y un largo etcétera.

Sin problemas, tan solo en 2018, desde Italia se desató la polémica, luego de que el director Leo Muscato cambió el final a la ópera “Carmen” de Bizet: originalmente la obra finaliza con el asesinato de la gitana a manos del torero José, pero esta vez decidieron que fuera ella quien diera fin a su victimario, para que las personas no aplaudieran un femicidio. Unos se enojaron, otros aplaudieron, como sea la nota cayó muy bien para la ópera, como aire fresco, pues el espectro de su alcance se extendió y modificó, lo que nos dice que a esta altura del siglo XXI la ópera sigue siendo relevante.

Oberturas 

Dejamos el principio para el final, las oberturas son las piezas musicales que dan arranque a todas las óperas y sus melodías también suelen ir delineando la trama entera.

La obertura es la presentación de toda la historia musical que devendrá. Por ello, algunas han cobrado fama histórica y mundial de forma aislada. Hay playlist solo de oberturas con las que también puedes iniciar tu trayecto operístico: seguro reconocerás la de La Traviata, El barbero de Sevilla o Los Toreadores de Carmen.

Temas

Lee También