Sábado, 06 de Junio 2020

Más que un buen Jamón Ibérico

Disfruta de la oferta gastronómica de Enrique Tomás, un restaurante ubicado en Landmark

Por: El Informador

Abanico de sabores. La oferta en platillos de este lugar es deliciosa. ESPECIAL

Abanico de sabores. La oferta en platillos de este lugar es deliciosa. ESPECIAL

Ahora más que nunca los restaurantes necesitan de nosotros, para seguir viviendo y deleitándonos con todos esos sabores que han afilado nuestro paladar.

Siguiendo con el movimiento #QuedateEnCasa, decidí volver a un favorito que tenía en el cajón y en el que he tenido la fortuna de estar y deleitarme un par de veces. Sí, este restaurante que en principio no parece, porque no tiene tantas mesas, pero cuyo servicio y atención es excelente. Hablo de Enrique Tomás, un negocio español que queda en el tercer piso de Landmark y que vende jamón ibérico de primera calidad y sabor. En un principio uno piensa que es un expendio solamente, pero te invitan a ver la carta y sentarte (a mí me sucedió) y te llevas una grata sorpresa, en la comida y en su bar.

Hicimos un pedido y pasamos por él directo al restaurante ya que estaría por el rumbo y nada me costaba hacerlo; aunque también se puede solicitar por Rappi y Uber Eats. De entrada pedimos unos montaditos de viruta $135, que es la parte que queda de la pata de jamón en donde ya no se puede sacar un buen corte, lo congelan y rebanan muy delgado y lo hacen arenita, que con el pan con tomate y un poco de eso, te hace recordar cuando eras niño y probaste por primera vez el chocolate, es una morusa llena de sabor que con el tomate logra atraparte para siempre; ojo éste no está en menú, pero pídelo no te arrepentirás.

Ordenamos, y es a lo que realmente iba, la hamburguesa de secreto ibérico $230, es de 250 gramos de carne del mismo cerdo al que le quitaron las patas para el jamón ibérico, y tiene un delicado sabor único, ligero y profundo, con un pan muy suave (¡cuántas veces el pan tira por la borda una buena carne!) y se acompaña con patatas en corte cubo muy crocantes por fuera y suaves por dentro; seguro las sacan a la mitad de fritura, las dejan perder temperatura un minuto para volver a dar el acabado en la freidora.

Me di cuenta que ofrecen paella y siendo un amante de este platillo pedí una orden, es mediterránea de mariscos $195. Lleva camarones, mejillones y almeja y un arroz con mucho sabor y de muy buen color, son 400 gramos, ideal para compartir.

Por último y queriendo probar algo nuevo, nos decidimos por un Serranito $250, que es un panini con jamón ibérico, lomo y pimientos; lo acompañan con alioli y aderezo de las papas bravas (que también ofrecen) tiene un centro suave y jugoso desde el primer bocado, para encontrar las texturas y sabores que llegan de manera inesperada y se atesoran para siempre deleitarnos.

Quiero comentarles que los tiempos están para disfrutar a la familia, a tu pareja con un buen tinto ya que todo ese remolino llamado hijos, están en cama durmiendo. Y Enrique Tomás tiene el mejor jamón ibérico de la ciudad. Cuenta con tres tipos: ibérico de campo (que es el mismo jabugo, pero cuando no es temporada de bellota), el de bellota y jabugo, en presentaciones pequeñas ya empaquetado o bien si lo prefieres cortado a momento.

PD: Pregunten por el pulpo a la gallega y pídanlo con papas Saratoga.

¡Sé feliz!.

NR

Temas

Lee También