Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 15 de Diciembre 2018

La pasión de observar

Graciela Iturbide son los ojos del amor y la pasión en la fotografía por su gente, por México

Por: El Informador

Graciela Iturbide nos entrega en sus imágenes el México que existe. ESPECIAL

Graciela Iturbide nos entrega en sus imágenes el México que existe. ESPECIAL

• Mar Adentro de México A.C., formación humana con compromiso social

Por: M. Verónica Escobar Morales

La fotografía es el ojo omnipresente a diversos mundos. La imagen fija es utilizada no sólo para recordar, sino que inicia en ella una función social al momento de ser aplicada para realizar registros como evidencia de trabajos, marcando cómo el registro fotográfico desde sus inicios cumple no sólo con la función de embellecer, sino que aborda una labor social, cultural, de registro, denuncia, etc.

Como ejemplo se podría mencionar a Josef Koudelka, fotógrafo que cubrió diversas situaciones de su época, citando como referencia  su trabajo con Gitanos, Koudelka hacía las fotos desde adentro, algo que representa sin lugar a dudas el trabajo de la Fotógrafa Mexicana Graciela Iturbide quien es inspiración de varias generaciones en el registro periodístico.

"La intimidad del momento, haciéndolo eterno a través de sus ojos".

Graciela Iturbide nos entrega en sus imágenes el México que existe, cumpliendo como Koudelka, de quien ella misma se pronuncia admiradora, mostrar a través de su mirada un pasado, presente y futuro de una sociedad englobada en sus imágenes. Registros que en su mayoría nos hablan de festividades, tradiciones y situaciones de vida, los cuales se tornan imprescindibles en la cultura y vida de un país… México.

Siendo discípula de Manuel Álvarez Bravo, es sin duda un rasgo de la mirada viva de esta gran fotógrafo pero con el estilo de nuestra representante ante el mundo de la fotografía mexicana.

Ver la magia de lo que ha decidido mostrar, hablando a través de su mirada y sus manos que representan esa técnica perfecta del registro. Su trabajo habla de pasión, intimidad, pero sobre todo del amor al trabajo y a México. Nos deja ver que ser fotógrafo es un estilo de vida, periodista de tiempo completo. Graciela Iturbide son los ojos del amor y la pasión en la fotografía por su gente, por México.

VOLUNTADES
Manuel Álvarez Bravo

Manuel Álvarez Bravo, uno de los fundadores de la fotografía moderna, es considerado el mayor representante de la fotografía latinoamericana del siglo XX. Su obra se extiende de finales de la década de 1920 a la de los noventas.

Nace en el centro de la capital mexicana el 4 de febrero de 1902. Interrumpe sus estudios a los doce años al fallecer su padre y comienza a trabajar para ayudar en la economía familiar, en una fábrica textil y posteriormente en la Tesorería General de la Nación.

Su abuelo, pintor, y su padre, maestro, eran aficionados a la fotografía. El descubrimiento temprano de las posibilidades de la cámara le hará explorar en forma autodidacta todos los procedimientos fotográficos, así como las técnicas de la gráfica.

En un inicio aborda el pictorialismo, influido por sus estudios de pintura en la Academia de San Carlos. Explora luego las estéticas modernas, con el descubrimiento del cubismo y las posibilidades de la abstracción. En 1930 se inicia en la fotografía documental: Tina Modotti, al ser deportada de México, le deja su trabajo en la revista Mexican Folkways. Así trabaja para los pintores muralistas: Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros.

Álvarez Bravo es una figura emblemática del periodo posterior a la Revolución mexicana conocido como renacimiento mexicano. Fue aquel un periodo cuya riqueza se debe a la feliz, aunque no siempre serena, coexistencia de un afán de modernización y de la búsqueda de una identidad con raíces propias en que la arqueología, la historia y la etnología desempeñaron un papel relevante, de modo paralelo a las artes. Álvarez Bravo encarna ambas tendencias en el terreno de las artes plásticas.

De 1943 a 1959 trabaja en el cine realizando fotografías fijas, lo que lo lleva a producir algunos experimentos personales.

En vida, presentó más de 150 exposiciones individuales y participó en más de 200 exposiciones colectivas. Según numerosos críticos, la obra de este “poeta de la lente” expresa la esencia de México, pero la mirada humanista que refleja su obra, las referencias estéticas, literarias y musicales que contiene, lo confieren también una dimensión universal.

Falleció el 19 de octubre de 2002, a los cien años.

10 NOTAS POSITIVAS

1. Olimpia, primer largometraje de ficción de la UNAM.
2. Tormenta magnética alcanzará la Tierra en Año Nuevo.
3. Vuelan por primera vez el supercóptero en EUA.
4. Estudiante mexicana obtiene maestría a los 16 años.
5. UNAM crea aplicación para controlar robots pedagógicos a distancia.
6. Pirámides de Guiza; vigentes a más de cuatro mil 500 años.
7. IPN desarrolla sistema virtual para superar fobias.
8. Científicos de la UNAM descubren nueva estrella de neutrones.
9. Terapia canina contribuye a mejoramiento de niños enfermos.
10. Alistan edición 2018 de la Feria del Libro del Palacio de Minería.

COMPARTE
Escucha de viva voz a los líderes sociales compartir, en una entrevista, algunas de sus experiencias

Ojos de amor y pasión por México y su gente

Su padre era un fotógrafo aficionado, en su casa eran 13 niños, siempre les tomaba fotos, él las guardaba en un ropero y ella las robaba; como consecuencia, la castigaba. Fue ese primer acercamiento con la fotografía, a través de las maravillosas fotos que tomaba su papá y las que ella tomaba con su primera cámara, una Brownie, que Graciela Iturbide, a pesar de que después lo olvidó y estudió cine, ella reconoce ese momento como la primera inquietud por querer expresarse con la fotografía, con la ayuda del maestro Alberto Lago.

A su casa llegaban revistas donde a pesar de su desconocimiento por su corta edad, se publicaban reportajes y ella esperaba ansiosas a que llegaran para poder ver las fotografías a blanco y negro.

Francisco Toledo y Manuel Álvarez Bravo han sido dos pilares fundamentales en la formación de Graciela, quienes además considera son dos personas que le han dado mucho a México, de una manera sencilla, nada presuntuosa.

“Tuve la fortuna de tener de maestro a Manuel Álvarez Bravo, un gran fotógrafo que me dio muchísimo espiritualmente, y me enseño muchas cosas de la vida. Otra persona, Francisco Toledo, me invitó a trabajar a Juchitán y espiritualmente tiene mucho que ver con Manuel Álvarez Bravo. Un hombre muy generoso, que siempre está ayudando en Oaxaca, a la gente, la cultura, a las bibliotecas. Cuando yo fui a Oaxaca por primera vez las bibliotecas estaban solas y ahora están llenas de jóvenes y con miles de libros de todo, fungiendo como lugar de consulta para arquitectos a nivel nacional.”

Años han pasado desde sus encuentros con el ropero y las fotografías de su padre, pero lo que sin duda ha ido en aumento es la gran trayectoria de una de las grandes fotógrafas mexicanas reconocida por la pasión en su trabajo y por cómo logra plasmar la cultura de México. Hablar del trabajo de Graciela es hablar de proyectos a largo plazo, concepto que aprendió de su mentor, Manuel Álvarez Bravo, pues es involucrarse, fotografiar desde adentro, ir a las comunidades, se mimetiza en su entorno y se desvanece para no interrumpir la cotidianeidad, registrando así la veracidad sin alterarla.

Si pudiéramos identificar la huella en la obra de Graciela Iturbide sería, en palabras de la propia fotógrafa, la pasión y la sorpresa de ver el mundo, conocer nuestra cultura y las culturas de otros mundos, ejemplo de ello es su obra realizada de 1979 a 1988, teniendo como resultado la publicación del libro “Juchitán de las Mujeres” en 1989.

“Soy una mujer que tiene pasión por mi trabajo, me encanta ser fotógrafa, amo a mi familia, me gusta mucho estar con ellos, soy una persona obsesiva en muchos casos, de mi trabajo, pero también me gusta, además de viajar, la intimidad, el silencio, la lectura, la música.”

-¿Qué significó recibir el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez otorgado por la Feria Internacional del Libro de Guadalajara?

“Para mí es un gran incentivo, porque espero seguir teniendo más pasión todavía, tener más trabajo y fotografiar más para poder cumplir con este homenaje que me hacen, con este premio.”

Para alguien que quiera dedicarse a la fotografía, Graciela menciona que hay que tener pasión, paciencia, hay que fotografiar constantemente, también mucha disciplina para, una vez revelados los rollos, tener toda esta disciplina de la técnica y quede todo bien, pero sobre todo pasión y amor al trabajo, independiente de la disciplina a la que alguien se dedique.

Siguiendo la labor que realiza Mar Adentro de México a través del debate, le preguntamos qué debate le gustaría presenciar, a lo que nos respondió:

“Me encantaría ver a Netzahualcóyotl, el Rey Azteca, para mí es una gente fantástica, un poeta fantástico, que le dio mucho a México; lo enfrentaría contra un político, para que Netzahualcóyotl les enseñara algo, lo que él pensaba, su filosofía, enfrentar al México viejo contra el México nuevo.”

Mensaje para los jóvenes “Súmate a Mar Adentro”

Para todos ellos, que hay una sociedad civil, que nos hemos dado cuenta cuando fue el terremoto, que por favor todos formemos parte de esta sociedad para ayudar a toda la gente que desafortunadamente no reciben ayuda. Sería lindo que jóvenes y adultos nos juntáramos para poder realmente hacer algo por nuestro México.

PERFIL
Graciela Iturbide

Graciela Iturbide nació en 1942 en la Ciudad de México. Es una fotógrafa que ha sido acreedora de varios premios tanto nacionales como internacionales, en la FIL Guadalajara 2017 recibió el Homenaje Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez.

ECOS DEL DEBATE
“El fotoperiodismo como medio masivo de comunicación”

"La facilidad que tenemos en la actualidad para pasar lo que tenemos en mente hacia un lente ya sea de cámara profesional o de un celular hace a la fotografía el medio de expresión en este siglo, ya sea desde soledad hasta algún tema político o nuestra forma de ver nuestra vida cotidiana. La fotografía se a convertido en parte de nuestro ADN como personas".

Rafael Palacios Macías

"El fotoperiodismo es polémico, pero bastante atractivo, caminar con tu cámara buscando el encuentro con algún suceso, es llenar una parte de ti y saber que el registro que consigas contará una historia, será un testimonio de la realidad vista desde tu ojo, sabiendo que el fotoperiodista tiene que ser un simple espectador y que no debe alterar la naturalidad del momento. Es observar el instante justo antes de que pase".

Luis León Jiménez

MAR ADENTRO PROPONE...

Para leer…
El Alquimista de Paulo Coelho es un viaje profundo hacia la transformación de nuestra visión del mundo y el nunca dejarse vencer para alcanzar lo que nos proponemos.

Para conocer…
Teatro Diana recibe Gerardo Pontierr Symphony & Tock tour, viernes 1 diciembre a las 20:30 hrs.

Para saber…
La fille mal gardée. Ballet de Cámara de Jalisco, el domingo 03 diciembre.

Temas

Lee También

Comentarios